domingo, 31 de diciembre de 2017

Tabarnia y otras eventuales comunidades; aspiraciones y banderas

Por Miguel Carrillo Bascary


Como último post de este 2017 que se extingue quiero tratar el eventual albor de una nueva entidad política y sus banderas relacionadas, como una forma de abrir la mente a las renovadas situaciones que nos entregará la vida en el nuevo año.
  
 Amplitud de Tabarnia con relacióa Cataluña


Una nueva entidad política en plena formación

En las últimas semanas y mezclado en el tráfago de información referido al plebiscito catalán sobre la eventual independencia de la región, comenzó a difundirse en la red el término “Tabarnia”, un movimiento que procuraría formar una nueva comunidad autónoma en España, por separado de la actual Cataluña.

“Tabarnia” es un neologismo formado por la conjunción de “Tarragona” y “Barcelona”; y correspondería a las regiones donde fue mayoritario el voto por el rechazo al independentismo catalán en el referendum de octubre de 2017.

Los promotores de este proyecto consideran que: "Barcelona y su área metropolitana deberían independizarse de Cataluña y formar su propia comunidad autónoma haya o no independencia", aunque admiten que no hay consenso sobre si en esta hipotética nueva entidad política debería sumar la "franja de terreno que une Tarragona con Barcelona".

Afirman también, que de esta forma lograrían tres objetivos: a) gestionar los recursos que genera Barcelona de una manera más justa y eficiente; b) asegurar la permanencia en España y c) recuperar la soberanía histórica del condado de Barcelona como territorio autónomo e independiente.

La posibilidad de formar esta nueva unidad política del Reino de España se fundamentaría en el artículo 143.2 de la Constitución del Estado: “La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas”.

Sin embargo se advierte que por la Sentencia Nº89/1984 del Tribunal Constitucional, en pleno, en la causa “Recurso de inscontitucionalidad; Causa 381/1984” del 28 de septiembre de 1984, se interpretó esa norma en el sentido de que su objeto se clausuró cuando se constituyeron las actuales comunidades autonómicas, de manera que ya no podrían sumarse nuevas entidades de este tipo al Estado español. Puede verse la decisión en: https://www.iblerley.es/jurisprudencia/sentencia-constitucional-n-89-1984-tc-pleno-rec-recurso-inconstitucionalidad-381-1983-28-09-1984-12205781

Obviamente los “tabardienses” consideran que aún así podría ser factible la organización que propugnan.


Bandera de Tabarnia

 Bandera de Tabarnia

Como forma de expresar en imágenes sus aspiraciones los “tabarnienses” han adoptado una bandera que es la conjunción entre las que representan a Barcelona y Tarragona y se presenta cuartelada, siguiendo la tradición iniciada por Fernando III en el  año 1230.


La bandera de Barcelona

Implica una remisión a la clásica enseña de San Jorge (Jordi, en catalán) de Capadocia, oficial romano martirizado el 23 de abril del año 303 por negarse a abjurar de su fe cristiana, fue canonizado en el 494 y su culto se extendió ampliamente. En Barcelona se celebra su fiesta desde el 1456.

Es especialmente venerado en la antigua Corona de Aragón. La relación de estos territorios con el Santo se inició en Pedro I de Aragón que reconoció como patrón del reino a San Jorge como agradecimiento por su intervención en las batallas de Alcoraz (1096) y en la Puig de Santa María donde venció a los musulmanes. Desde allí el culto al Santo y la identificación que reconocieron con él los barceloneses justificó que se adoptara como emblema a la “cruz de San Jorge”en gules (rojo) sobre campo plata (blanco). Agreguemos aquí que este símbolo está muy extendido en la Vexilología como que constituye las banderas de Génova; Inglaterra; Georgia y numerosas otras regiones y ciudades.

Bandera de San Jorge y Barcelona
  
Bandera de Tarragona, se identifica lógicamente con el diseño de la enseña catalana pero su peculiar ondeado representa al mar Mediteraneo, sobre el que se recuesta la región. En Heráldica se lo expresa como “verado en faja”

 Bandera de Tarragona

Otras autonomías pretendidas

Al impulso de Tabarnia se han manifestado o reactivado sentimientos similares en otras regiones hispánicas. Entre ellas:


Andalucía Oriental, que abarcaría parte de Granada, Almería, Málaga y Jaén.

Bandera de Andalucía Oriental

Cartagena, actualmente parte de la comunidad de Murcia

Bandera de Cartagena

El País Leones (Llionés), promueve la formación de una nueva comunidad abarcando a León, Zamora y Salamanca escindiéndose de Castilla-León. Algunos entusiastas amplían la región.

Territorio del País Leonés

En cuanto a sus banderas, la más tradicional sería “la purpurada”, como se la llama popularmente, pero también se ha propuesto una alternativa.

La "purpurada"

 Propuesta


Valle de Arán, en la región de los Pirineos Centrales, provincia de Lérida, comunidad autónoma de Cataluña. Su bandera se estructura sobre la que históricamente ha definido al Languedoc a la que se suma el escudo de Aran. Al respecto existe una versión de rasgos más abstractos.

 Bandera del Languedoc

 Bandera del Valle de Arán (versión 1)

  Bandera del Valle de Arán (versión 2)

Asturnia que comprendería el norte de Cataluña abarcando partes de las actuales provincias de Lérida, Gerona y un sector de Barcelona; los Pirineos Catalanes, el Valle de Arán, Andorra y espacio en territorio francés. No conocemos que haya alguna propuesta para su bandera.



Conclusiones

Como vemos, la región catalana se encuentra convulsionada por las aspiraciones independentistas de muchos de sus habitantes, pero también es sujeto de diversas tensiones que sacuden su espacio territorial.

Este panorama se extiende incluso a otras regiones del Reino.

Tal como en otros procesos similares aflorados en otras naciones, es muy difícil que se concreten estas iniciativas, pero sin dudas que su existencia genera complicaciones de diversa naturaleza.


Para ampliar:





No hay comentarios:

Publicar un comentario