domingo, 31 de diciembre de 2017

Tabarnia y otras eventuales comunidades; aspiraciones y banderas

Por Miguel Carrillo Bascary


Como último post de este 2017 que se extingue quiero tratar el eventual albor de una nueva entidad política y sus banderas relacionadas, como una forma de abrir la mente a las renovadas situaciones que nos entregará la vida en el nuevo año.
  
 Amplitud de Tabarnia con relacióa Cataluña


Una nueva entidad política en plena formación

En las últimas semanas y mezclado en el tráfago de información referido al plebiscito catalán sobre la eventual independencia de la región, comenzó a difundirse en la red el término “Tabarnia”, un movimiento que procuraría formar una nueva comunidad autónoma en España, por separado de la actual Cataluña.

“Tabarnia” es un neologismo formado por la conjunción de “Tarragona” y “Barcelona”; y correspondería a las regiones donde fue mayoritario el voto por el rechazo al independentismo catalán en el referendum de octubre de 2017.

Los promotores de este proyecto consideran que: "Barcelona y su área metropolitana deberían independizarse de Cataluña y formar su propia comunidad autónoma haya o no independencia", aunque admiten que no hay consenso sobre si en esta hipotética nueva entidad política debería sumar la "franja de terreno que une Tarragona con Barcelona".

Afirman también, que de esta forma lograrían tres objetivos: a) gestionar los recursos que genera Barcelona de una manera más justa y eficiente; b) asegurar la permanencia en España y c) recuperar la soberanía histórica del condado de Barcelona como territorio autónomo e independiente.

La posibilidad de formar esta nueva unidad política del Reino de España se fundamentaría en el artículo 143.2 de la Constitución del Estado: “La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas”.

Sin embargo se advierte que por la Sentencia Nº89/1984 del Tribunal Constitucional, en pleno, en la causa “Recurso de inscontitucionalidad; Causa 381/1984” del 28 de septiembre de 1984, se interpretó esa norma en el sentido de que su objeto se clausuró cuando se constituyeron las actuales comunidades autonómicas, de manera que ya no podrían sumarse nuevas entidades de este tipo al Estado español. Puede verse la decisión en: https://www.iblerley.es/jurisprudencia/sentencia-constitucional-n-89-1984-tc-pleno-rec-recurso-inconstitucionalidad-381-1983-28-09-1984-12205781

Obviamente los “tabardienses” consideran que aún así podría ser factible la organización que propugnan.


Bandera de Tabarnia

 Bandera de Tabarnia

Como forma de expresar en imágenes sus aspiraciones los “tabarnienses” han adoptado una bandera que es la conjunción entre las que representan a Barcelona y Tarragona y se presenta cuartelada, siguiendo la tradición iniciada por Fernando III en el  año 1230.


La bandera de Barcelona

Implica una remisión a la clásica enseña de San Jorge (Jordi, en catalán) de Capadocia, oficial romano martirizado el 23 de abril del año 303 por negarse a abjurar de su fe cristiana, fue canonizado en el 494 y su culto se extendió ampliamente. En Barcelona se celebra su fiesta desde el 1456.

Es especialmente venerado en la antigua Corona de Aragón. La relación de estos territorios con el Santo se inició en Pedro I de Aragón que reconoció como patrón del reino a San Jorge como agradecimiento por su intervención en las batallas de Alcoraz (1096) y en la Puig de Santa María donde venció a los musulmanes. Desde allí el culto al Santo y la identificación que reconocieron con él los barceloneses justificó que se adoptara como emblema a la “cruz de San Jorge”en gules (rojo) sobre campo plata (blanco). Agreguemos aquí que este símbolo está muy extendido en la Vexilología como que constituye las banderas de Génova; Inglaterra; Georgia y numerosas otras regiones y ciudades.

Bandera de San Jorge y Barcelona
  
Bandera de Tarragona, se identifica lógicamente con el diseño de la enseña catalana pero su peculiar ondeado representa al mar Mediteraneo, sobre el que se recuesta la región. En Heráldica se lo expresa como “verado en faja”

 Bandera de Tarragona

Otras autonomías pretendidas

Al impulso de Tabarnia se han manifestado o reactivado sentimientos similares en otras regiones hispánicas. Entre ellas:


Andalucía Oriental, que abarcaría parte de Granada, Almería, Málaga y Jaén.

Bandera de Andalucía Oriental

Cartagena, actualmente parte de la comunidad de Murcia

Bandera de Cartagena

El País Leones (Llionés), promueve la formación de una nueva comunidad abarcando a León, Zamora y Salamanca escindiéndose de Castilla-León. Algunos entusiastas amplían la región.

Territorio del País Leonés

En cuanto a sus banderas, la más tradicional sería “la purpurada”, como se la llama popularmente, pero también se ha propuesto una alternativa.

La "purpurada"

 Propuesta


Valle de Arán, en la región de los Pirineos Centrales, provincia de Lérida, comunidad autónoma de Cataluña. Su bandera se estructura sobre la que históricamente ha definido al Languedoc a la que se suma el escudo de Aran. Al respecto existe una versión de rasgos más abstractos.

 Bandera del Languedoc

 Bandera del Valle de Arán (versión 1)

  Bandera del Valle de Arán (versión 2)

Asturnia que comprendería el norte de Cataluña abarcando partes de las actuales provincias de Lérida, Gerona y un sector de Barcelona; los Pirineos Catalanes, el Valle de Arán, Andorra y espacio en territorio francés. No conocemos que haya alguna propuesta para su bandera.



Conclusiones

Como vemos, la región catalana se encuentra convulsionada por las aspiraciones independentistas de muchos de sus habitantes, pero también es sujeto de diversas tensiones que sacuden su espacio territorial.

Este panorama se extiende incluso a otras regiones del Reino.

Tal como en otros procesos similares aflorados en otras naciones, es muy difícil que se concreten estas iniciativas, pero sin dudas que su existencia genera complicaciones de diversa naturaleza.


Para ampliar:





viernes, 29 de diciembre de 2017

Más sobre la nueva bandera de la ONU y el día de los inocentes

Por Miguel Carrillo Bascary


“La masacre de los inocentes”, Giotto (1310)

La conmemoración de ayer

Estimados seguidores de este Blog, en los países hispanos es una tradición centenaria que los 28 de diciembre se conmemoren como el “día de los inocentes”, cuando se deja de lado la tradicional seriedad de las relaciones humanas y se admiten bromas; como una forma de disimular el espanto que causó la “masacre de los niños inocentes de Belén” que ordenó el rey Herodes como un vano intento de asesinar al “rey de los judíos” que le anunciaron los Reyes Magos había nacido en Navidad.

Cuando los Magos de Oriente visitaron su corte, Herodes les comprometió a que ni bien hallaran al Niño Santo le avisaran para ir a adorarlo en persona. Tras estas palabras alentaba su propósito de darle muerte para perpetuar su dinastía. El evangelista San Mateo, en el capítulo 2 informa, que luego de que los Magos hallaron y adoraron al Niño Jesús fueron advertidos por los ángeles que no cumplieran la promesa que le hicieron a Herodes. La tradición indica que cuando para éste se hizo evidente que los Mayos lo habían burlado avanzó en su designio y ordenó la matanza de todos los niños pequeños de la zona de Belén.

Como hecho histórico es controversial pero la Iglesia honra desde antiguo como los primeros santos a estos niños asesinados que testimoniaron con su muerte el cumplimiento de la profecía sobre el advenimiento del Mesías (ver por ejemplo: http://es.catholic.net/op/articulos/42395/cat/901/los-santos-inocentes.html)


La falsa “nueva bandera de la ONU”



En consecuencia, si se observa la fecha del post de ayer https://banderasargentinas.blogspot.com.ar/2017/12/la-onu-cambia-su-bandera-por.html y algunos detalles del texto que lo hacen “sospechoso”, el anuncio del cambio de la bandera de la ONU se revela como una chanza propia de la conmemoración. Espero que sepan disculparme; en caso contrario les hago llegar mis más sinceras excusas.

Más allá de la no veracidad de la noticia los invito a reflexionar que en el contexto actual, la posibilidad de un cambio en la bandera de la ONU, con argumentos y manifestaciones similares a las que expongo, no es un imposible y que de concretarse el futurible sería muy factible que ocurriera en la forma que armé.

En definitiva el post está firmado por un i-responsable que firma, un tal “Mikel Carrillo Bascary” que, no soy yo ¿O sí?


Más información

Los interesados por una crítica histórica hallarán buen material en:

Los lectores no hispánicos pueden leer mas sobre el “día de los inocentes” en:
                   http://www.dia-de.com/inocentes/

jueves, 28 de diciembre de 2017

La ONU cambia su bandera

Por Mikel  Carrillo Bascary


La  nueva bandera de las Naciones Unidas

Se conoció finalmente que durante su última Asamblea General, las Naciones Unidas resolvieron modificar su bandera

El emblema que lucirá la nueva bandera será de color amarillo oro y el paño verde claro. Por lo demás el diseño es idéntico al usado hasta hoy.


Los símbolos originales de la ONU

Por setenta años la ONU se caracterizó por los colores celeste y blanco. Su símbolo y su bandera fueron adoptados por la Asamblea General en sesión del 20 de octubre de 1947, pero sus colores no tienen ninguna motivación particular.

En aquella oportunidad se tomó como base la propuesta de la Oficina de Servicios Estratégicos de los E.U. (abril 1945) sobre la que se preparó el pin identificatorio que lucieron los delegados en la Conferencia de San Francisco que constituyó la organización. Con algunas modificaciones fue aprobado el modelo oficializado en la fecha indicada. La elección de los tradicionales colores no tuvo fundamentación alguna, un factor que incidió para posibilitar la mutación operada.

Bandera de la ONU desde 1947


Explicación de los nuevos colores

El comunicado oficial expresó: que el verde es el color que universalmente se identifica con la Naturaleza, con la renovación vital que acompaña a la primavera y con las esperanzas de un mañana mejor; más justo; donde el desarrollo sustentable sea la idea fuerza que debe movilizar a la economía desde una perspectiva humana.

Por su parte, el amarillo.oro se identifica con la riqueza en múltiples formas, que excede en mucho la natural asociación con el metal aurífero. Su significado se extiende también al color de los cereales en plena maduración. Indica una riqueza que trasciende de lo económico y que valoriza los aportes de diversas fuentes hasta alcanzar la plenitud; en pocas palabras el amarillo-oro adoptado patentiza el valor de la diversidad que caracteriza a todas las culturas. Se menciona también, el Sol es elemento central de la cosmogonía de la mayoría de las civilizaciones a lo largo de las eras y que el Astro rey fecunda la Naturaleza al par que ampara con su luz y calidez a todos los hombres y mujeres del mundo. Por otra parte, el amarillo-oro implica reinstalar el color del emblema original de 1945.

Modelo originalmente propuesto


Origen del proyecto

La reforma fue impulsada originalmente por un conjunto organizaciones no gubernamentales vinculadas con el movimiento ecologista que planteó el cambio como una forma de hacer tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente a nivel planetario. Coordinó la propuesta la organización Grenpeace. Más tarde recibió el apoyo de algunas naciones de Europa y del tercer mundo que lo llevaron oficialmente a consideración de las Naciones Unidas.

En el año 2012 se formó un Grupo de Trabajo en el seno de la ONU para analizar el proyecto y sus implicancias. Inicialmente fue coordinado por el reconocido experto finés Tivor Telekis y tras su lamentado fallecimiento, se designó a la militante naturista de origen indú, señora Neeja Aruna.

Se definió así un documento de trabajo que avanzó a lo largo de diversas instancias en el organismo internacional. Fue un arduo y silencioso trabajo.


Opciones consideradas

En un primer momento el cambio sugerido se limitaba al paño, pero las representaciones de Estados Unidos y de Israel se opusieron por entender que la bandera de la ONU se asimilaría demasiado a de la Liga de Estados Árabes.

Bandera de la Liga Arabe

Se pensó entonces invertir los colores de forma que el paño fuera blanco y el emblema de la ONU utilizara el verde.

Opción descartada

La idea fue cuestionada entonces por varios estados, ya que en las culturas orientales el blanco evoca la palidez que sigue a la muerte; también se consideró inadecuado por otras razones que sería largo explicar.

Por lo tanto se replanteó el uso del verde, pero nuevamente encontró una cerrada oposición en los Estados Unidos e Israel, la que finalmente fue superada cuando se resolvió optar por un tono de verde aclarado que alejaba su analogía con el utilizado por el paño de la organización internacional árabe.

Para que no se reabriera la polémica, surgió la opción en favor del amarillo-oro para el emblema, que fue planteada por la representación de Australia, país donde es una realidad la creciente reivindicación del Sol que caracteriza a las culturas aborígenes y que se plasma en la bandera que los identifica.

Bandera aborigen australiana

Esta sugerencia fue primeramente resistida por algunas naciones que tienen en su seno grupos étnicos vinculados con las culturas solares, por entender que se verían fortalecidos en sus demandas a partir del cambio en el símbolo de la ONU. Sin embargo la perspectiva fue ganando adeptos y con el apoyo de países tan diversos como Perú; Bolivia; Guatemala; Zaire; Costa de Marfil; India; Noruega; Japón; Mónaco y Palau se conformó la propuesta formal que obtuvo consenso en el Grupo de Trabajo.


La decisión final

Fue así que se incluyó el respectivo proyecto de resolución en la agenda de la última Asamblea General del organismo. Cuando llegó el momento de su consideración no se planteó ninguna observación y fue aprobada por consenso generalizado bajo forma de la resolución A/RES/72/184 del pasado 24 de diciembre de 2017.

Para posibilitar la amplia difusión del cambio operado y las adaptaciones necesarias a fin de darle efectividad, el apartado 3 de la Resolución dispuso que la modificación entrará en vigor a partir del día 24 de octubre de 2018, día en que se celebra un nuevo aniversario de la constitución de las Naciones Unidas. En esa oportunidad se izará la nueva bandera de la ONU en su sede oficial de Nueva York y sucesivamente ocurrirá en todas las sedes menores; oficinas y demás delegaciones extendidas a lo ancho del mundo.

En forma consecuente, se modificarán también las banderas de las diversas agencias y organismos de la Organización, pero estos cambios operarán recién desde el 24 de octubre del año 2019.  


La comunicación que justifica este post fue emitida por la Oficina Principal de Prensa del Secretario General ONU, mediante el comunicado PO-12/ 346, de fecha 28 de diciembre.

domingo, 24 de diciembre de 2017

¡Feliz Navidad! 
(con regalos incluidos)



La costumbre de hacer regalos para la Navidad es tan antigua como aquellos presentes que los pastores de Belén entregaron al Niño Dios.

Para algunas fechas significativas este Blog acostumbra a poner al alcance de sus lectores ciertos libros dedicados a la Vexilología, las banderas u otros símbolos.

Estas obras se presentan en Internet y pueden ser leídas on-line y hasta bajarlas para poder hacerlo con mayor comodidad.

Debemos reconocer el esfuerzo de los portales, bibliotecas, autores y editores que difunden con generosidad sus obras por estos medios.

He seleccionado para ustedes varios libros de la plataforma Issu.com que posee un amplísimo espectro de temas.

¡Espero que les gusten!

Que todos pasen una feliz Navidad, si es posible en familia, donde la prioridad sea agradecer a Dios por todos sus dones, de la mayoría de los cuales ni siquiera somos conscientes.

Miguel Carrillo Bascary

 


National and Mercantile House Flags and Funnels (Banderas nacionales, de casas mercentiles y chimeneas) de James Griffins, editado en Portsmouth (Iglaterra) en 1891. 140 páginas.

 

Una obra clásica usada por los navegantes del siglo XIX que usaban para identificar las embarcaciones de las diversas naciones y empresas navieras. Hoy es muy útil para los hobbystas navales y por supuesto para los interesados en la Vexilología.

Son 782 banderas agrupadas por colores, lo que facilitaba verificar a su armador. Incluye 120 banderas nacionales, de protectorados y colonias. También un código de banderines de señales y, algo pocas veces ilustrado, un código de silbatos, campanadas y disparos.  Se acompañan los típicos colores con que cada armador pintaba la chimenea de sus barcos a vapor.

      Se accede desde:
 o para apreciar las imágenes a todo color:

        Imágenes de muestra:




  


Los Símbolos Precolombinos; cosmogonía, teogonía y cultura de Federico Gonzalez. Editorial El Obelisco. Barcelona, 1989. 191 páginas

Es un ensayo sobre la temática que expresa su título, para sacarle un mayor provecho hacen falta ciertos conocimientos sobre la materia, pero cualquier interesado puede leerlo con provecho.
Se accede desde:


      Indice:



"Reeds maritime flag handbook”(Manual de banderas marítimas) de Miranda Delmar-Morgan. Adlard Coles Bloombsbury Nautical – Londres, 2015. 161 páginas.

         Se accede al mismo desde: 


             Indice:

  



New Zealand Flag Facts (Hechos sobre la bandera de Nueva Zelanda) de Malcom Mulholand. Ed del autor en conjunto con NZ FLag Consideration Panel, 2016. 150 páginas.

Recientemente el pueblo de Nueva Zelanda resolvió mediante referéndum confirmar su tradicional bandera pero el procedimiento aportó interesantes aspectos que son tratados en la obra. La misma destaca noventa hechos que trata agupándolos de diez en diez. Sumamente interesante para todos los amantes de la Vexilología y para quienes deseen constatar a la democracia en acción.

 

Se accede desde:

Indice:


viernes, 22 de diciembre de 2017

El Mástil Mayor de La Quiaca, “vigía de la Patria”

Por Miguel Carrillo Bascary


El Mástil Mayor, permite el lucimiento de las dos banderas nacionales

Allá en el Norte, cuando termina el mapa de nuestra querida Argentina en el centro de la ciudad de La Quiaca, se levanta el mástil monumental que coloca a la Bandera nacional en su mayor altura de todo el país. Ahí cumple su función, desafiando los fuertes vientos de la Puna que hacen flamear las dos enseñas que identifican a nuestra Nación. Ellas son: la Bandera oficial, nacida en Rosario, oficializada por el Congreso de Tucumán y la “Bandera Nacional de la Libertad Civil”, símbolo patrio histórico, creado también por Belgrano que lo entregó al pueblo jujeño como testimonio de su sacrificio, la que fue reconocida por Ley Nº27.134 del año 2015.


El mástil colosal

En la inmensidad de los límpidos cielos quiaqueños, altivo, impertérrito, el mástil es digno sitial a estos dos significativos paños, cual si fuera un vigía de la Patria desde el que se avizora el devenir de nuestro pueblo, como lo hicieron esos paisano norteños que desde la frontera Norte estuvieron quince años vigilando, listos para entrar en acción, hasta que vieron asegurada la emancipación nacional.

Según información proporcionada por el municipio andino de La Quiaca el mástil que abalizamos está enclavado, precisamente, a los 22 grados 6 minuto y 16 segundo de latitud Sur y a 65 grados, 35 minutos y 47 segundos de longitud Oeste, en la plaza “Centenario”, frente mismo de la iglesia dedicada a honrar a “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro” su patrona.

Iglesia de La Quiaca

A su considerable altura de 50 metros deben sumársele los 3.452 sobre el nivel del mar en que se encuentra la ciudad, lo que permite que sea allí, en La Quiaca, donde las banderas nacionales flameen en la mayor altura del país.

Efectivamente, el mástil monumental quiaqueño es el más alto de nuestro país, superando incluso al “mástil de la unidad latinoamericana” emplazado en inmediaciones de la “Casa Rosada” que tiene 42 metros de alto igual ocurre con el “Mástil Mayor del Monumento a la Bandera” en Rosario, que mide 35 metros. En altura neta solo lo supera el enclavado en el paraje de Toro Negro (San Luis) que mide 60 metros y se equipara al instalado en Paraná (Entre Ríos) que también tiene una cincuentena de metros.

Como referencia: la Torre del “Monumento Nacional a la Bandera”, suma 60 metros de alto; el Obelisco de Bs. Aires, 68; el “Big Ben” de Londres posee 61 y la Estatua de la Libertad en N. York, 93.

El 19 de octubre del año 2017, se izaron en forma conjunta en forma conjunta por primera vez las dos banderas de nuestra Nación. Cual honrosa guardia de honor estuvieron presentes: escolares de diversos establecimientos quiaqueños, abanderados y escoltas de diversas instituciones locales; autoridades y numeroso público.

El Intendente Tito durante el izamiento inaugural

Puede verse un hermoso video del acontecimiento desde https://youtu.be/SgGS6gYapR0 o desde la Web oficial quiaqueña, http://laquiaca.gob.ar/?id=galeria_fotos sección videos institucionales.


Sobre las banderas…

Las que se izan en el mástil norteño registran diferencias entre sus dimensiones lo que es todo un acierto ya que permite jerarquizar la Bandera Oficial por sobre el símbolo histórico, sin que este pierda ningún significado. Las referencias comparativas son las siguientes:
a) La “Oficial de la Nación” mide: 12 x 8 metros, con una superficie de 96 metros cuadrados;
b) La “Nacional de la Libertad Civil” mide: 10 x 6 metros, por lo que su paño tiene 60 metros cuadrados.

Esta última reproduce fielmente el modelo patrón del emblema, tal como lo definieron las leyes Nº27.134 (nacional) y 5776 (de Jujuy) así como la Ordenanza Nº6/ 2015 de La Quiaca; fiel reflejo de la enseña –reliquia que se guarda desde los tiempos de Belgrano. El trabajo de sectorizado, que permite la exacta referencia, se debe a la competencia técnica del licenciado Francisco Gregoric, tal como se dejó constancia en esas leyes. La pintura del escudo en la unidad que flamea en La Quiaca fue ejecutada por la licenciada Noemí Felisa Gregorio y la profesora Rita Cruz, de esa localidad.

El escudo que porta el símbolo histórico nacional

En comparación la del Monumento Nacional a la Bandera posee 12,40 x 9 metros, lo que señala una superficie de 111, 60 metros cuadrados y la que se iza en Toro Negro es de 10 x 5,80 metros, con 58 metros cuadrados.


Sobre el izamiento

La gran superficie de estas banderas demanda que treinta personas deban llevar la “Bandera Nacional de la Libertad Civil” desplegada y que treinta y ocho hagan lo propio con el Pabellón oficial.

Por estas circunstancias el izado de las banderas monumentales se limita a las celebraciones oficiales y a otras circunstancias excepcionales, como la presencia en la ciudad de visitantes distinguidos. Para hacerlo, se utiliza un potente malacate de 1,5 HP de potencia que operan dos personas especializadas.

Según lo marca la tradición, estas banderas se izan normalmente a las 8 de la mañana y se arrían a las 18 horas.


Sobre La Quiaca

La ciudad de La Quiaca se fundó el 19 de octubre de 1907, aunque su primera comisión municipal recién se estableció el 24 de septiembre de 1914, a un siglo y un año del gran triunfo obtenido por el general Belgrano en la batalla de Tucumán. Esta coincidencia parece haber insuflado a sus pobladores una particular sensibilidad por el gran símbolo nacional que, precisamente, creó el distinguido estadista.

Por las tierras que hoy ocupa la planta urbana quiaqueña pasaron una y otra vez; en un sentido y en otro, los ejércitos de la Patria y aquellos que sostenían el poder español durante las luchas por la Emancipación nacional.

Escudo oficial de La Quiaca

Su bandera oficial de ceremonias


Sobre los quiaqueños

Muy lejanos están aquellos polvorientos días en que a comienzos del pasado siglo la llegada del ferrocarril determinó que se fundara el poblado. Hoy la realidad de La Quiaca nos muestra una sociedad multifacética, cuya diversidad fortalece sus cualidades. Cuenta con casi 20.000 habitantes y su incesante crecimiento la posiciona como un vital centro comercial.

Su actual intendente es el Dr. Miguel Tito, uno de los jujeños que cooperó en forma activa para lograr la sanción de la ley que reconoció a la histórica bandera legada, a él se debe la iniciativa de erigir el Mástil Mayor quiaqueño.


Corresponde destacar los nombres de aquellos hombres y mujeres de La Quiaca que trabajaron en el mástil monumental, bajo la dirección de los arquitectos Ignacio Alfaro y Hugo Barro; junto al MMO Fabián Rivera. Ellos fueron: los capataces: Oscar Martínez; Mario Calizaya y Antonio Subelza; los aalbañiles: Pedro Subelza; Cayetano Cruz; José M. Arnes; Lauriano Cruz; Hipólito Mamani y Eloy Farfan; así como el pintor Sixto Quispe.

 Vista del Mástil Mayor desde la lejanía