domingo, 29 de agosto de 2021

Marihuana hasta en las banderas

Una curiosa fundamentación

Kirovsky, ciudad de la región de Tula, Rusia, en la zona de los montes Urales

Por Miguel Carrillo Bascary 

Lejos de mí promover el consumo de marihuana, pero es muy poco conocido que varias banderas de Europa ostentan sus hojas y flores.

No se trata de una forma de oportunismo para atraer turistas, sino que esas presencias se justifican con argumentos históricos, toda vez que el cáñamo fue una fuente de riqueza como materia prima para la fabricación de sogas y otras aplicaciones, debido a la fortaleza y al largo de sus fibras.

El municipio de Kanep, en Estonia cuenta con unos 5.000 habitantes, y su nombre puede ser traducido como  “el poblado del cáñamo”, ya que en su derredor se ha cultivado con fines industriales desde hace unos doscientos años. Su bandera, basada en la hoja de la cannabis, fue recientemente adoptada mediante una encuesta realizada por Internet.

Camañares, municipio de la provincia de Cuenca, Castilla-La Mancha, cuenta con unos 500 habitantes, cuya data se remonta a la Edad Media.


Wangen-Brüttisellen (Suiza),  municipio de Uster, cantón de Zurich, de unos 8.000 pobladores, establecida ya en el siglo XII, su bandera tiene el típico formato helvético.

Santa Cruz de los Cáñamos (Ciudad Real), pequeño municipio de unos 500 habitantes, su blasón carga dos hojas de cannabis en el jefe.

También consta que otras localidades tienen  a la cannabis en sus blasones, aunque la nómina, admite adiciones fuera de mi conocimiento: Barone Canavese (Turín), Chennevières-sur-Marne (región de Ile de Franca), Gomont (Ardenas), Hamme (Bélgica); Servant -Menat, Francia, y Valperga, Turín.

Claro está que entre quienes promueven el consumo de marihuana por sus efectos alucinógnes y las propiedades de su aceite, utilizan la siguiente bandera, que tiene evidentes impacto visual y acertado concepto vexilologico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario