jueves, 3 de mayo de 2018

Antiguas imágenes de banderas americanas

(con libro de regalo incluido)
Por Miguel Carrillo Bascary



Una página de la publicación comentada con varias banderas norafricanas

Durante el siglo XIX algunos editores buscaban prestar un servicio a los viajeros y, por sobre todo, a los navegantes, mediante publicaciones donde se reproducían las banderas que habitualmente podían percibirse en mares y puertos.

Esto se concretaba sin mayor método, por lo que junto con pabellones nacionales se intercalaban banderas de ciudades; protectorados; matrículas, compañías navieras y otros emblemas.

El amigo Francisco Gregoric tuvo la amabilidad de proporcionarme una referencia que me permitió acceder a “Display of the naval flags of all nations” editado en 1820 por Caxton Press y Henry Fisher, en Liverpool (Reino Unido)

La obra consta de un índice y 15 páginas iluminadas a mano a todo color con la reproducción de 237 banderas; algunas sumamente curiosas como la de Waterlad o la del pìrata Rovers.

Allí en su página 37 puede observarse una curiosísima reproducción de lo que para los autores sería el pabellón de Buenos Aires, lo que obviamente corresponde a la Argentina. Su composición es en principio correcta: dos franjas celestes y una blanca en su medio, pero en vez de un Sol pleno en posición central aparece uno en posición de naciente.


En descargo de los editores hay que considerar que Argentina había definido oficialmente su enseña en 1816, aunque es cierto que ya se usaba desde 1812; más tarde, durante el año 1818 se dispuso agregarle un sol en el centro, aunque los navíos mercantes continuaron empleando el paño sin carga alguna por más de cien años.


La reproducción de la bandera de Venezuela que nos brinda la obra analizada resulta ser idéntica a la Argentina, con el agregado de una pica con un pileo o gorro frigio surmontado sobre la imagen del astro.



La enseña de la “República de Haití” también se presenta con inédito formato: en tres franjas horizontales, azul, roja y azul, sin ninguna figura cargada. Mientras que el pabellón correspondiente al “Imperio de Haití” ya nos resulta más familiar, partida en mitades, en rojo y azul.

En una edición posterior, de 1838, que nos facilitó otro amigo, puede verse la siguiente imagen que correspondería a una desconocida nación: Valpavazia; pero no hace falta mucho conocimiento para ver en tan extraña grafía al puerto de Valparaíso; es decir que la enseña en realidad corresponde Chile


Notas:

La edición de la obra de referencia puede ser íntegramente consultada por los amantes de las banderas gracias a la reproducción del ejemplar preservado en la Universidad de Cornell (E.U.) y al servicio que provee Archive.org, lo cual puede optarse por diversos formatos https://archive.org/details/cu31924030752301 Nosotros consultamos la version en pdf que puede ser bajada desde: https://ia800207.us.archive.org/2/items/cu31924030752301/cu31924030752301.pdf

Otra publicación similar, es la editada en 1813, cuyo link proporcionamos: http://collections.anmm.gov.au/objects/42276

No hay comentarios:

Publicar un comentario