jueves, 10 de octubre de 2019

Agravio a nuestra bandera

Penosa constatación


 El mástil de la Escuela Nº464, con basura izada en lugar de la Bandera

Por Miguel Carrillo Bascary

Lugar del hecho:

Escuela Técnica (secundaria) Nº464, bajo gestión de la provincia de Santa Fe
Zona céntrica de la ciudad de Rosario, calle Tucumán Nº2483
Patio interno del establecimiento, con visual desde el exterior

Datos de la fotografía

           Tomada con un teléfono celular, el 12 de agosto de 2019
           Autor: un lector de este Blog

 Detalles de los elementos izados

Comentario:

Donde debería lucir la Bandera nacional que en la misma Rosario creó el general Manuel Belgrano; aquella por la que dieron su vida tantos argentinos; la que acompaña con profusión nuestros triunfos deportivos; la que preside las actividades escolares a todo lo ancho y largo del país; la que ondea como prenda de unidad por sobre toda grieta social; la que se muestra en los lugares de trabajo de millones; la que emociona a quienes han debido emigrar; …

En ese preciso lugar, en lo más alto del mástil, se ve ensalzada la ignominia; el descaro; la bajeza; la cruel evidencia de una impostura de valores que pretende opacar el sentimiento filial de millones de jóvenes que ya protagonizan el ser argentinos.

En la foto que abre esta entrada vemos cómo se ha reemplazado del sacrosanto paño celeste y blanco por un conjunto de basura, literalmente izado. ¡Una bolsa de papel; otra de nylon y una caja vacía de tizas!


¿Qué puede decirse de los autores de esta verdadera afrenta?

Otra pregunta me carcome, ¿qué hicieron las autoridades de la escuela?



viernes, 4 de octubre de 2019

San Expedito y su bandera

El vexilo de la Legión Fulminata


 La XII Legión al ataque

Por Miguel Carrillo Bascary

En Argentina, desde hace unos treinta años se viene difundiendo la devoción a San Expedito, quien como eficaz mediador ante Nuestro Señor Jesucristo ha intercedido para que muchos devotos reciban las gracias que piden. Se lo considera intercesor para la atención de las causas urgentes, lo que en estos tiempos de crisis y de aceleración de la Historia explicaría la popularidad alcanzada.

Estatua del Santo

La tradición señala que Expedito era comandante (tribuno) de la XII Legio (12ª. Legión) de Roma, conocida como Fulminata, por lo que su atributo particular eran los rayos, representación del dios Zeus. El escudo de sus efectivos incorporaba a los relámpagos, a manera de identificación.

 
Escudo de infantería de la XII Legión


El Expedito histórico

Son pocos los datos sobre la vida del Santo que la tradición histórica ha preservado hasta nosotros. Se ignora el lugar de su nacimiento. Su muerte habría sido el 19 de abril del año 303, en ocasión de las terribles persecuciones a los cristianos que ordenó el emperador romano Dioclesano, quien ocupó el trono desde el 284 al 305.

El martirio de Expedito ocurrió en Melitene (hoy Malatya), Capadocia, comprendida por entonces en Armenia, aunque hoy queda entre los límites de Turquía, sobre la orilla de un afluente del Éufrates. El emplazamiento es muy antiguo y ya se registra en las crónicas del imperio hitita donde se la denominaba Maldi. Allí, en Melitene, Expedito fue flagelado y finalmente decapitado, dado su condición de ciudadano de Roma.

El la Legión existía numerosos cristianos de manera que podemos entender que Expedito haya experimentado un incipiente proceso de conversión que con toda lógica debió extenderse en el tiempo. Cuenta la leyenda que aún dudaba sobre si abrazar el cristianismo cuando el Demonio, encubierto bajo la forma de un cuervo, intentó apartarlo del llamado del Señor mediante su graznido cuya onomatopeya puede citarse como cras (“mañana”, en latín), a manera de invitación de postergar su definitiva conversión.

Fue entonces en que Expedito aplastó con su pie al ave, al tiempo que afirmó con decisión hodie, que puede traducirse como “hoy”; y que equivale aproximadamente al dicho “No dejaré para mañana lo que puedo hacer hoy”. Esta expresión es la que da nombre al mártir cuyo verdadero apelativo se ha perdido. No falta quien indique de “Expedito” deriva de un error de copia de “Elpidius” que habría sido su nombre real.

Luego de su conversión Expedito comenzó a llevar una vida de cristiano al tiempo en que protegía a sus hermanos de fe de las hostilidades de los paganos y de la persecución ordenada por Dioclesano, lo que expuso como seguidor de Cristo y por esto fue mandado a morir.


Los santos soldados

Junto con Expedito murieron sus compañeros de armas: Caio, Gálatas, Hermógenes, Aristónico y Rufo. Además de los nombrados, son numerosísimos los santos que fueron militares en los primeros siglos de la Cristiandad. Nombramos algunos como referencia: Sebastián; Jorge; Román Romano; Teodoro de Amasea; Sergio y Polieucto, quien también fue martirizado en Melitene, en el año 259.

A estos podemos sumar los “Cuarenta mártires de Sebaste”, todos ellos pertenecientes a la Legión XII que fueron asesinados en el 320.

Los mártires de Sebaste

 La XII Legión

Fue creada por Julio César en el 58 a. C. y su primera campaña fue en las Galias. Bajo el mando del Cesar combatió a Pompeyo y en la batalla de Farsalia obtuvo el nombre de Victrix (Vencedora). Más tarde fue comanda por Marco Aurelio, quien la designó como Antiqua.

En el año 66 participó de la represión a la rebelión judía, pero fue derrotada por Eleazar ben Simón en la batalla de Beth-Horon, donde experimentó numerosísimas bajas y perdió a sus aquilae. Fue reorganizada y participó del sitio y toma de Jerusalén. Se hallaba destacada en Raphanea (actual Siria) cuando se la destinó a la frontera del Éufrates y estableció su asiento en Melitene. Combatió en diversas campañas en esa región y en el Cáucaso; aunque hay referencias de algunas fracciones fueron destinadas a frentes tan alejados como en el centro de Europa.

Cuando en el 175 se produjo la revuelta de Avidio Casio su fidelidad al emperador Marco Aurelio, le valió la caracterización de Certa Constans. Con posterioridad el emperador Galieno la premió por su desempeño en la campaña contra Palmira, dándole su propio nombre, siendo conocida entonces como Galliena.


La bandera de la XII Legión

En una legión el aquilae era la insignia principal; mientras que los vexilos identificaban a importantes fracciones, particularmente cuando desarrollaban campañas desprendidas del cuerpo principal.

El vexillum (término castellanizado como vexilo) era una pieza textil, que con los años tuvo diversas medidas, usualmente estaba teñido de púrpura o al menos era de color rojo, algunas crónicas informan del uso del azul. Pendía de un travesaño colocado sobre una lanza, aunque a veces la hoja de esta se reemplazaba con alguna otra alegoría. En el paño, que tenía forma cuadrangular, se bordaba, presumiblemente en hilos de oro, el nombre y el emblema característico de la legión; la cohorte u otra fracción a la que pertenecía el contingente. Numerosas esculturas y monedas testimonian esta composición.

Del travesaño pendían cintas donde se colocaban las distinciones (donae) a las que se había hecho acreedor el cuerpo; un directo antecedente de las corbatas que hoy ornamentan a las banderas de ceremonia. El portador era llamado vexillarius (vexillarii, en plural), a quien se elegía entre los soldados más veteranos de probado valor.

En consecuencia, podría reconstruirse que el vexilo que caracterizaba a la XII Legión, es decir, que la bandera de san Expedito tenía el aspecto de la imagen siguiente.

Vexilo de la XII Legión


Culto al Santo

Se expandió lentamente por la cuenca del Mediterráneo y según referencias se afianzó en Sicilia desde donde se incrementó la devoción. Fue beatificado en 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado en 1671 por Clemente X. A partir de diversas fuentes hay quienes niegan su existencia; pero debe señalarse que goza de una fuerte tradición que se concreta en el culto autorizado por muchos obispos.

El primer templo en Argentina puesto bajo la advocación del Santo se encuentra en Bermejo, departamento Caucete, a unos 100 kilómetros de la ciudad de San Juan. También existen otros. en diversas partes del país, pero sin dudas que el más popular es el de Ntra. Señora de Balvanera (ciudad de Bs. Aires) donde los 19 de abril llegan a concentrarse unos 80.000 devotos.

Como es tradicional se representa al Santo cubierto con la coraza de legionario, pero con su cabeza descubierta, símbolo de humildad ante el Señor; en su mano porta una cruz que suele llevar la inscripción hodie; con la izquierda exhibe la palma del martirio; mientras que con su pie derecho aplasta un cuervo.

La subjetividad de los artistas ha incidido lógicamente en la representación alegórica del Santa. Los menos lo representan con rasgos netamente viriles; los más nos entregan una composición almibarada, muchas veces con rostro de niño que seguramente dista mucho de la realidad de quién comandó a una bravía legión.

San Expedito


Oración

Son muchas las oraciones dedicadas al Santo. Copiamos una:


San Expedito, ayúdame en esta hora de aflicción,
interceded por mí, ante Nuestro Señor Jesucristo.
Vos que eres el santo de los afligidos, de los desesperados,
y el santo de las causas urgentes,
protégeme, ayúdame, dadme fuerza, decisión y serenidad,
en esta hora en que te invoco.

Atiende este, mi pedido, (se formula). Amén

(Seguidamente se reza un Padrenuestro, un Avemaría; un Gloria y se hace la Señal de la Cruz)

Un pasacalle que certifica la popularidad del Santo

sábado, 21 de septiembre de 2019

Conferencia - Historia

Ntra. Sra. DEL ROSARIO
y Su CATEDRAL
Conferencia ilustrada con imágenes

  
Oportunidad:                   3 de octubre   - 20.15 horas
Interior de la Iglesia Catedral de Rosario (calle Bs. Aires esquina Córdoba); luego de la misa de 19,30

Destinada a:                      Público en general (incluso personas no católicas)
Actividad libre y gratuita

Descripción:                 Se analizará la historia del templo dedicado a Nuestra Señora; su relación con la evolución de la ciudad. Se explicarán los principales elementos arquitectónicos, artísticos y litúrgicos.

Contenidos:                   Formación del curato. La Cofradía. La imagen histórica. Belgrano ante la Virgen. Los sucesivos templos y sus elementos. Reformas arquitectónicas. Señalamientos sobre la estructura del templo; sus elementos. Pórtico y atrio. La nave. Vía Crucis. El Camarín. El crucero y la cúpula. El presbiterio y los altares. La Capilla del Santísimo. Simbolismos e historia. Evolución del entorno.

Duración:                           Una hora reloj

Disertante:                        Miguel Carrillo Bascary
Historiador; miembro de la Junta de Historia de Rosario; ex director del Monumento a la Bandera; titular del Programa Municipal Rosario Cuna de la Bandera; fue miembro de la Comisión Arquidiocesana para la Pastoral de la Cultura

Nota:                                 La actividad integra el programa oficial de las Fiestas Patronales de N. S. del Rosario.

Organiza:                         Comunidad de la Parroquia Catedral y Programa Rosario cuna de la Bandera y ciudad de la inclusión (Municipalidad de Rosario, Secretaria de Gobierno)


SE AGRADECE COLAORAR CON LA DIFUSION


miércoles, 18 de septiembre de 2019

Banderas de la Reconquista (Bs. Aires)

Nuestra Señora del Rosario y sus banderas

Nuestra Señora del Rosario, de la Reconquista y de la Defensa


Por Miguel Carrillo Bascary

Es antiquísima la devoción popular por la advocación mariana de Nuestra Señora del Rosario, patrona de España y de las Indias; de la que fue tan devoto el general Manuel Belgrano. A su vez, numerosas entidades políticas; religiosas y civiles le reconocen su patronazgo.

Durante la Primera Invasión Inglesa al Río de la Plata (1806), Santiago de Liniers, líder de la resistencia y factótum de la derrota británica hizo voto a esta Virgen en procura del éxito de su campaña. El comandante Beresford se rindió ante Liniers el 12 de agosto de 1806 y doce días más tarde, el vencedor ofrendó a Ntra. Señora del Rosario las banderas conquistadas a los invasores, varias de ellas todavía pueden verse en el camarín que le está dedicado en el templo anexo al Convento Dominico dedicado a esa advocación; en esquina formada por la avenida Belgrano y la calle Defensa, ciudad de Bs. Aires.

La primera torre, bajo la campana se observan los "impactos"

Desde entonces se reconoció a la imagen que venerada como “Nuestra Señora del Rosario y de la Reconquista y la Defensa” y mereció el tributo de sus fieles, particularmente en ocasión de su fiesta, el 7 de octubre. La histórica imagen fue construida en Perú y tras permanecer un tiempo en la Catedral porteña se la entronizó en el templo dominico en 1586. En 1922 se la coronó solemnemente. Sin embargo, le aguardaba una amarga vicisitud.

El altar del Camarín, los pórticos laterales llevan a las banderas


Ingreso a la galería donde se exhiben las banderas

El objetivo de la entrada de hoy es triple:

1) El primer propósito es brindar noticia sobre el histórico templo, para circunstanciar el lugar donde se reservan las históricas banderas

Pertenece a la Orden de Santo Domingo Guzmán, una de las más antiguas de la Iglesia Católica. Los primeros frailes llegaron a Buenos Aires en 1600 y a poco comenzó la construcción del convento. La Orden desarrolló ingente actividad hasta que en 1822 fue disuelta por la reforma orientada por Rivadavia; quien instaló en el convento el primer Museo de Ciencias Naturales, el Observatorio Astronómico. La Orden retomó su presencia en el lugar en 1835, durante la gobernación de Rosas.

La piedra fundamental del templo se colocó en 1750 y la construcción se prolongó hasta 1779. Primeramente, se construyó la torre derecha, la misma que soportó la metralla durante la lucha en las Invasiones Inglesas, pocas décadas más tarde, los fragmentos originales de los proyectiles fueron sustituidos por símiles en madera, para evitar su desprendimiento. La segunda se agregó hacia 1849.

Los padres del general Manuel Belgrano fueron terciarios dominicos y él mismo dejó expresado en su testamento el deseo de ser enterrado en el lugar. Así se hizo, en su atrio, bajo una humilde lápida grabada tomada de una cómoda familiar, hasta que en 1903 se erigió el mausoleo que guarda las cenizas del prócer, el que destaca en toda su magnitud. Otras modestas lápidas señalan el lugar en que se inhumó a su madre y a su padre.

El mausoleo de Belgrano, a poco de su inauguración

Testimonio de la inhumación de los padres de Belgrano 
(escalinata que lleva al presbiterio, lado derecho)

También se encuentran en la parte trasera del Camarín las tumbas de Martín de Alzaga, alcalde de Bs. Aires, héroe de la Reconquista y ajusticiado luego por su fidelidad al rey y los generales de la Independencia: Antonio González Balcarce y José Matías Zapiola

Conocido es que, en el año 1955, en el marco de la persecución que sufría la Iglesia, se generó un agresivo clima que culminó en la noche del 16 de junio cuando fueron deliberadamente incendiados doce templos en la ciudad de Bs. Aires entre los que se encontraba, precisamente, el de Nuestra Señora del Rosario.

No es nuestro propósito referirnos a tan dramáticos momentos de nuestra historia reciente. Terribles circunstancias que parecen haberse borrado de la memoria social. Quizás sea mejor así. De todas maneras, en Internet hay numerosos testimonios, de variopintas características, los interesados pueden recurrir a estas fuentes.

Según referencias de la época los daños experimentados en 1955 fueron cuantiosos ya que las puertas se clausuraron para que las llamas no pudieran ser combatidas; sus murales; mosaicos venecianos; frescos y cielos rasos quedaron devorados por las llamas.

Sector central de la nade donde se hallaba el Altar Mayor

Se destruyeron totalmente los altares dedicados Santo Tomás de Aquino, San Vicente Ferrer; el del Cristo del Buen Viaje; y el retablo del Altar Mayor; el gran órgano de tubos; los confesionarios; la sillería colonial y los bancos. Otros altares y numerosas imágenes experimentaron gravísimos daños.

El Cristo del Buen Viaje, mutilado y quemado

Una pérdida invaluable fue el gran cuadro de los Santos Fundadores, pintado en 1762, que conservaba las perforaciones causadas por las balas que impactaron en él durante la lucha en las Invasiones Inglesas.

Se profanaron los sagrarios; desaparecieron vasos sagrados; candelabros y otros objetos de culto; las alcancías fueron violadas y las urnas que contenía restos de personas ilustres fueron abiertas.

Algunos de los sacrílegos

Los daños y saqueos se extendieron a la sacristía y al claustro, incluso a la sede del Instituto Belgraniano instalada en una dependencia lateral, que también quedó arrasada; la mayor parte de la documentación histórica se perdió.

La sede del Instituto Belgraniano, devastada


2) Reseñar las banderas ofrendadas a la Virgen

Los trofeos de la Reconquista (un par de banderas del Regimiento 71 –regimental colors-; un guión de la misma unidad; una de la Infantería de Marina y la última, que es una Union Jack, atribuida a la fragata Justine o al cuartel de El Retiro, lo que se discute) a los que se sumaron luego dos estandartes de la caballería realista, conquistados por Belgrano y ofrendados a la Virgen del Rosario.

La Unión Jack de cuestionado origen

Regimental Colors del 71, Primer Batallón

Guión del 71

Regimental Colors del 71, 2do. Batallón
  
Enseña del Batallón de Infanteríia de Marina


Los estandartes remitidos por el general Belgrano

 Todos ellos fueron retirados en confusas circunstancias previas al incendio y llevadas al Departamento Central de Policía Federal; más tarde se remitieron al Museo Histórico Nacional, pese a la protesta de la Orden Dominica que exigía se devolvieran a su poder. Ya reconstruido el templo de Santo Domingo, en 1956, fueron restituidas al camarín de Nuestra Señora del Rosario, en una ceremonia impactante por su alta emotividad.

Cuando una donación particular permitió construir el Camarín de la Virgen, hacia 1922, las banderas fueron colocadas en sendas, pero uniformemente pequeñas, urnas vidriadas en los laterales del recinto, de allí fueron tomadas en 1955 y más tarde se las acomodó desplegadas, en grandes marcos. Cuando se restituyeron al templo aparentemente se prefirió mantenerlas tal como estaban para evitar un mayor deterioro y se ubicaron en la galería que abraza el altar del Camarín, por lo que la visión de las piezas es poco lucida y, ciertamente dificultosa.


Sillares del coro en el Camarín, donde hoy vemos imágenes se las Sagradas Escritura estuvieron originalmente las banderas dedicadas a la Virgen María

Hoy estas banderas pueden observarse como un silente homenaje a la decisión de un pueblo que superó sus divergencias internas para enfrentar a un poder extraño. Todo un símbolo.

Apuntamos aquí que exhibir tan antiguas piezas en forma vertical no es lo adecuado para la integridad de los textiles, por las tensiones que genera la posición a su trama. Afortunadamente, la relativamente baja temperatura ambiente y la falta de luz directa sobre las piezas son factores positivos para su conservación.


3) Finalmente, se quiso testimoniar de qué manera las llamas preservaron la integridad de una lámina mariana sometida a la vorágine ígnea.

Es la que preside estos comentarios, la que se preservó por encontrarse comprimida por otros papeles, de manera que el fuego carcomió su perímetro, sin poder abrirse paso para consumir el centro. Así, quemada en sus laterales fue rescatada de los restos del incendio por Manuel Belgrano Ledesma, descendiente del prócer en cuarta generación. Hoy se exhibe enmarcada en la forma que la vemos, colocada en la sede de una institución nacional. En un ángulo, vemos el escudo de la Orden Dominica.

Esta imagen, es perenne recordatorio de las pasiones políticas. Aún en su condición actual su presencia testimonial nos interpela a todos los argentinos.


jueves, 12 de septiembre de 2019

Emblemas del Veganisno/ Vegetarianismo


La bandera Vegana


Banera Veganismo

Por Miguel Carrillo Bascary


La propuesta como bandera vegana aún no tiene el reconocimiento internacional, pero en solo un año se ha difundido en forma exponencial. Su merchandising parece tener buen éxito.

Fue ideada por el diseñador israelí Gad Hakimi, apoyado por el grupo activista Vegan Flag – International; la presentación se concretó el 9 de julio de 2017.

Evidencia la protección al reino animal y, consecuentemente, la eliminación de la dieta humana de todo producto derivado de aquellos.

El simbolismo de sus colores es multívoco, por lo que hemos podido recopilar.
Ellos indicarían: el verde (a la tierra), el azul (al mar) y lleva una V central blanca (el cielo); los que señalan los diversos hábitats de la vida animal. Una segunda vía de hermenéutica sobre su cromatismo indica que:

  1. El color blanco representaría a la luz, la pureza, la bondad, el desarrollo y el comienzo.
  2. El verde a la tierra, la vida, la naturaleza, su energía y armonía.
  3. El azul al aire; el cielo, el mar, la fe y la verdad.

Anteriormente se presentaron diversos símbolos para representar al vegetarianismo y al veganismo, tanto en conjunto como separados. Entre ellos el promovido por The Vegan Society, entidad fundada en 1944:

 

El también considerado como el simbolo europeo del vegetarianismo, aprobado en 1995.

Swissveg

El gobierno de India promovió el propio a partir del 2006 con el que se identifican los alimentos sin componente animal:


La ong Vegan Action con actuación en E. Unidos y Canadá desde donde se ha difundido a otros estados utiliza una V blanca dentro de un corazón., que hoy se identifica con el veganismo. para marcar los productos sin contenido vinculado a los animales.


En las redes sociales quienes desean identificarse con estos conceptos emplean:

Asimismo algunas organizaciones dedicadas a la “liberación animal”, intercalan el símbolo del anarquismo con una “V”




Otros símbolos similares:





Más info: