jueves, 28 de enero de 2016

El misterio de la bandera enterrada

Por Miguel Carrillo Bascary

No se trata de una desconocida obra de Aghata Christie, pero este misterio viene a sumarse a los muchos que atesora la mítica Patagonia.
Para armar este post recurrimos a la curiosa noticia que publica “El Diario de Madryn”, en su edición del 13 de enero del corriente, 2016.

Ubicación de Puerto Madryn en su contexto


Geográficamente la noticia demanda trasladarnos hasta la ciudad de Puerto Madryn, provincia del Chubut (Argentina), a unos 1.300 kilómetros de Bs. Aires.
Madryn, como se la llama cotidianamente, se formó a mediados del siglo XIX con la llegada de cientos de colonos galeses que se afincaron en aquellas desoladas costas y que arraigaron formando una próspera comunidad. Hoy la ciudad es centro del turismo ecológico y se caracteriza por los avistamientos de ballenas francas en sus aguas inmediatas y las grandes pingüineras que existen en la cercana península de Valdes.

Madryn, paraíso para los avistajes de cetáceos

La historia comienza el 7 de enero pasado, con un turista que gozaba de la playa en el curso de sus vacaciones. Según cuenta, despreocupadamente comenzó a juguetear con la arena hasta que encontró lo que parecía ser restos de algún textil.

Lo desenterró con toda delicadeza y para su sorpresa encontró un ejemplar de bandera argentina con evidentes signos de haber permanecido enterrada por largo tiempo. La fotografía que se publica es suficientemente ilustrativa.
  
 La bandera que se encontró enterrada en la arena

Se destaca en la nota que la bandera estaba totalmente extendida; aproximadamente a un metro de profundidad y que tenía en su centro un Sol pintado, no bordado.

Ni su casual descubridor, ni el cronista del periódico, pueden aseverar el origen de la pieza. En el comentario se recuerda la costumbre de enterrar la bandera de una unidad militar que corre peligro de caer en manos del enemigo como trofeo de guerra. Se menciona que las banderas en desuso deben ser quemadas en una ceremonia especial o bien guardadas como reliquias cívicas. También se alude a la Guerra de las Malvinas, aventurándose que la enseña podría tener alguna relación con aquellos hechos. Nada parece seguro; más aún ninguna explicación parece posible.

No intentaremos adivinar, nos dedicaremos a resaltar algunos hechos que configuran el misterio:
  •   Que el Sol estuviera pintado bordado indica que no se trata de una bandera de ceremonias, ya que éstas lo llevan bordado. Robustece la afirmación que sea de un solo paño (las de ceremonias tienen, siempre dos). En consecuencia podemos afirmar que es una bandera de uso general.
  •  Si bien el reporte no indica las dimensiones de la pieza, todo hace suponer que tendría unos noventa centímetros de ancho por ciento cuarenta de largo; las medidas habituales para una bandera argentina común.
  • Su coloración desteñida casi hasta el absoluto evidencia una larga permanencia bajo la acción salina de las aguas.
  •   Las múltiples perforaciones seguramente que tienen una explicación mucho menos heroica que la hipotética metralla que se menciona en la nota. Entendemos que serían producto de los minúsculos animalejos que habitan en las playas y que cavan en la arena para esconderse durante la bajamar. 
  •   Es realmente muy curioso que se hallara extendida, ya que de haberse desprendido de una embarcación o de alguno de los departamentos del litoral marítimo de Madryn sería natural que se encontrara arrugada en alguna forma caprichosa. La posición en que estaba no puede menos que indicar que alguien la colocó así, de ex profeso. Para esto debió hacer un gran pozo en la arena, colocar cuidadosamente la pieza y volver a cubrirla.
  •    La zona donde se encontró sería relativamente solitaria, aún durante el verano. Se necesitó cierto tiempo para esconder la pieza.


Concluyendo
Saben bien los amantes de las novelas policiales, que para resolver un misterio hace falta un buen planteo de los hechos. Aspiramos haber colaborado con esta delicada tarea, en la esperanza de que otros (mejor dotados) sepan hallar los datos que faltan para componer la solución que nos desvela.



  Advertencia: en el artículo periodístico se enuncian diversas expresiones sobre el ceremonial de banderas que no compartimos. Algunas de sus expresiones son parcialmente correctas, pero otras son totalmente equivocadas. En un próximo post iremos abordando estas cuestiones con el rigor vexilológico que este blog demanda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario