miércoles, 31 de octubre de 2018

Presencia sanmartiniana


La casa de Londres donde se hospedó el Libertador

Por Miguel Carrillo Bascary

 El autor de esta entrada frente al "lugar del hecho"

Una gran sorpresa me deparó mi regreso desde el centro de Londres hasta el hotel que ocupaba en la zona de Regent’s Park, ciudad de Westminster, que integra el conglomerado urbano del Gran Londres. 

En una típica calle de Marylebone, flaqueada por construcciones victorianas una placa de cerámica testimoniaba que el general José de San Martín, uno de nuestros padres de la Patria se había domiciliado allí durante una de sus estadías en Inglaterra.

La cerámica colocada en el frente del domicilio

El Libertador vivió ocho meses en Londres; cuatro en 1811,  antes de embarcarse para volver a América y otros cuatro en 1824, ya durante su exilio.

El señalamiento responde a un proyecto de referenciar la memoria histórica, encarada por el condado de Londres. Pueden verse cerámicas similares referidas a otras personalidades en diversas fachadas.

Fachada

Como puede observarse todo está muy bien cuidado, pintado, prolijo, pulcro; cualidades más que envidiables a nuestros ojos argentinos.

Si la información no es errónea, la ubicación es el Nro. 23 de Park Road; Marylebone, nombre referencia una antigua iglesia dedicada a la Virgen María y a un arroyo que corre en las inmediaciones. Se trata de una tranquila y hoy residencial zona contigua al gran Regent’s Park.

Poco más hacia el Sur la arteria toma el nombre de Baker Street donde (como todos sabemos) se encuentra la hipotética “casa de Sherlock Holmes”; en el Nro. 221 B. Eso sí, San Martín nunca pudo relacionarse con el célebre detective, ya que su creador Conan Doyle lo hizo "nacer" en 1854; eso sí, considerando lo versado que era Sherlock, es indudable que debió saber sobre su importante vecino de barrio.

La "casa" de Holmes convertida en un museo que lo recuerda

Durante su estancia en Londres, San Martín ingresó a la Logia Lautaro, donde revistaron también Zapiola; Alvear; Tomás Guido y otros protagonistas de la emancipación americana.

Una visión del conjunto habitacional, lamentablemente una obra en la calzada no contribuye a la limpieza de la fotografía.  Los terratenientes construían este tipo de casas que alquilaban  para obtener una renta.

martes, 30 de octubre de 2018

Banderas históricas de España

Modelo fundacional de la bandera de la Real Armada

Por Miguel Carrillo Bascary


 Allí lo vemos, magnífico, evidenciando el fragor de los combates, preservado por más de dos siglos, es el pabellón del navío de línea “Príncipe de Asturias”


Con esta entrada reiniciamos nuestra actividad momentáneamente interrumpida por un viaje a Europa en donde no pude dejar de lado mi interés por la Vexilología.

Prueba de esto es mi visita a la muestra especial instalada por el Museo Naval de España, que culminó el pasado 21 de octubre. Lamenté infinito no poder acceder al resto del Museo por encontrarse en reparaciones, según se me informó.

Fachada del Museo Naval (Madrid)


La estrella

Más allá de las interesantísimas piezas expuestas, la que se lleva todas las palmas es el más antiguo ejemplar de pabellón naval español que se conserva, cuyas características coinciden con la actual enseña nacional del Reino. Como sabemos, su diseño surgió del concurso solicitado por Carlos III.

Lámina que contiene los diseños elegidos la Real Armada y Marina mercante

Las referencias aportadas por el repositorio indica: “La bandera que se expone ahora es probablemente el ejemplar más antiguo de bandera rojigualda que se conserva en nuestro país, ya que perteneció al navío Príncipe de Asturias, botado en 1794, sólo nueve años después de la instauración del modelo de bandera naval que acabaría por convertirse en bandera nacional de España

El escudo, construido en una sola pieza cosida al paño, teñida con sus colores

Para mayores referencias creo que lo mejor es mostrar la cartela que identificaba la pieza.


El “Príncipe de Asturias”


Para circunstanciar la entrada aporto algunos datos de la nave tomados mayormente de https://laamericaespanyola.files.wordpress.com/2017/01/ataque-del-prc3adncipe-de-asturias-a-la-escuadra-britc3a1nica-en-san-vicente.jpg y https://www.todoababor.es/listado/navio-principedeasturias2.htm, a cuyos responsables cumplo en agradecer.


Campañas del navío

Su origen es americano ya que fue construido en los astilleros de La Habana (Cuba); fue botado el 28 de enero de 1794. Como acción inaugural partió de Veracruz y participó de la escolta de la “Flota Oceánica” en 1795.

Tuvo su bautismo de fuego en 1796, en cercanías de Cádiz donde trabó combate con una fragata inglesa “Minerve”, contribuyendo a rescatar la fragata “Sabina” apresada por la anterior.

Intervino en las batallas del Cabo de San Vicente (1797) al mando del brigadier Escaño.
En 1798, retornó a América como transporte de tropas; al año siguiente participó del bloqueo a Brest en 1799. Entre 1803 a 1805 fue sometido a reparaciones en El Ferrol.

Mientras que, en Trafalgar, bajo el mando del brigadier Rafael Hore, fue insignia del teniente general Federico Gravina a cargo de la escuadra de Cádiz. Su armamento se había reforzado; en batalla resultó muy afectado.

En junio de 1808, participó como insignia del jefe de escuadra Ruiz de Apodaca y contribuyó a capturar los navíos franceses que estaban surtos en Cádiz.

A fines de 1810 se lo destinó a La Habana para evitar que cayera en poder francés y allí permaneció descuidado hasta irse a pique en 1814.

El "Principe de Asturias" en el combate de San Vicente

Otras referencias

Clase: “Meregildos”
Eslora: 56,14 metros. Manga: 15,5 metros. Desplazamiento: 2.553 toneladas
Aparejo: bauprés y tres mástiles
Puentes: tres
Artillería: llegó a portar hasta 112 cañones
Dotación: 1.036 /1.141 hombres (382 de infantería)


Maqueta

Ahora los invito a observar el increíble detalle de una maqueta del navío, presentada por “David” en el año 2014: https://www.youtube.com/watch?v=8ChUC3nWgyk 

El autor fotografiado ante la gran bandera