sábado, 19 de agosto de 2017

Emblemas Pro  Patria

Por  Miguel  Carrillo Bascary


Con este nombre se reconoce un fenómeno cívico surgido en Suiza a comienzos del pasado siglo para recaudar fondos privados con fines solidarios o altruistas. Desde 1991 lleva este nombre es una importante fundación benéfica. La exitosa metodología engendró organizaciones similares en otros países de Europa y de América.

Pro Patria fue fundada en 1909 como una organización benéfica y cultural. Los fondos que recolecta los aplica a campañas con estos fines, desde su primera colecta que se afectó a socorrer a las víctimas de una gran inundación. El éxito inicial determinó que muchas otras instituciones adhirieran a la medida.
Apoyar al movimiento Pro Patria tiene alta valoración en la Confederación Helvética, por esto las campañas se inician el 1º de agosto, día en que se celebra el día nacional suizo.
En 1940 se autorizó a los militares suizos para llevar el distintivo Pro Patria sobre el uniforme, una excepción a los rígidos cánones castrenses.
El Correo helvético se sumó prestamente y para delicia de los filatelistas tradicionalmente emite sellos y tarjetas postales Pro Patria, lo recaudado conforma un fondo para atender las campañas de la institución. 



Los fondos de Pro Patria provienen fundamentalmente de la venta de sellos postales y otros distintivos que llevan esta identificación. Mostramos algunos de particular interés para los amantes de la Heráldica y la Vexilología.



Batalla de Laupen, 1339 (ver más abajo)
El movimiento de la Cruz Roja fue reiteradamente favorecido con los fondos de Pro Patria; también usufructuaron su apoyo las mujeres de bajos recursos; los excombatientes; las organizaciones suizas del exterior; la preservación del patrimonio nacional y similares.
Algunos de los motivos elegidos exponen valores artísticos o culturales:





            Mientras que otros ponen su acento en el paisaje y las bellezas naturales, como ejemplificamos con esta serie ideada por Anne Oerle:

 
   



Como una forma de allegar mayores recursos desde 1923 se confeccionan insignias (solaperos y prendedores) que venden voluntarios; también se puedan adquirir en el Correo; oficinas públicas y en otras instituciones que apoyan el movimiento. 




Sus diseños son variables y responden a diversas motivaciones que en conjunto resalta la identidad helvética.

Asimismo se registran acuñaciones de monedas conmemorativas:



En el año 2017


La campaña del corriente año se inspira en el paisaje alpino. La pieza que mostramos presenta una irregularidad, que recuerda los montes, formando un todo con el rojo y el blanco que caracteriza la bandera nacional.

Quién produce este blog cumple en testimoniar su agradecimiento al señor cónsul honorario de Suiza para la región litoral de la República Argentina, don Paul J. Berni, que tuvo la deferencia de obsequiarle un distintivo Pro Patria durante la última celebración del 1º de agosto en Rosario (Argentina). El acto se concretó en la “Galería de Honor” del Monumento Nacional a la Bandera done se hicieron presentes autoridades municipales; miembros del cuerpo consular con asiento en la ciudad y representantes de las instituciones suizas de las región.


Sobre la bandera nacional

         Pese a la antigüedad de su uso, su origen se presta a debate. Se considera que la cruz blanca fue usada como una señal cosida a los jubones, por sobre las armaduras que usaron las tropas de varios cantones alineados en defensa de Berna en la batalla por la ciudad de Laupen (Berna) en 1339, donde enfrentaron a una coalición encabezada por Baviera. Con el tiempo la cruz blanca se transformó en un emblema que aglutinó a los contingentes de los diversos cantones. 

               Otros consideran que se originó en el blasón del cantón de Schwyz que desde el siglo XIII utiliza un blasón de gules (rojo) sin carga alguna; aunque en ocasiones incorporaba un Cristo Crucificado que a fines del siglo XV originó la carga de una cruz.  
  


           En la siguiente imagen vemos un fragmento de la batalla de Nancy (1477) contenida en las "Crónicas de Lucerna", donde la enseña de Schwyz destaca sobre la derecha.



          La bandera suiza tomó su forma actual en 1840 y junto con la del Vaticano son las únicas de forma cuadrada (proporción 1 x 1). Sin embargo, por razones de Ceremonial, también puede tener forma cuadrangular. La cruz central no es absolutamente simétrica ya que sus brazos son un sexto más largos que anchos. La legislación helvética es particularmente celosa de la forma en que se emplea su símbolo nacional.


Suiza o Helvecia

           El nombre oficial del estado es "Confederación Suiza", pero como símbolo de unidad linguística, en diversas situaciones (ej. el Correo o en la moneda) se emplea la designación latina "Helvetia" ("Helvecia", en castellano) que era la usada por los romanos para referirse a la región.


Nota: este post se inscribe dentro de las actividades del “Programa Rosario, cuna de la Bandera  y ciudad de la Inclusión”, Secretaría de Gobierno, Municipalidad de Rosario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario