sábado, 10 de junio de 2017

Para  pensar … para acompañar... : las banderas en las tragedias

Por Miguel  Carrillo Bascary


Inundaciones en el litoral, Argentina


Vientos huracanados; terribles maremotos; inundaciones salvajes; terremotos dantescos; incendios pavorosos; epidemias de espanto; son algunas de las catástrofes que muestran a los hombres qué pequeños somos ante la fuerza desatada de la Naturaleza.

En estas circunstancias, donde cientos y miles de vidas humanas son arrasadas, el esfuerzo de trabajos de años desaparece en menos que un suspiro y los sueños se disipan como la niebla ante la salida del Sol.


Una residente noruega ayuda a otra víctima; terremoto en Italia, 2016 


Pese a todo, la Historia nos enseña que los pueblos se levantan de sus ruinas; superan sus pérdidas y siguen adelante impulsados por la esperanza en un mañana para ellos y para sus hijos, principalmente.

Terremoto en Haití, 2010


En estos aciagos días las banderas se erigen como símbolos tangibles, visibles, manifiestos de la continuidad de la vida que alienta al género humano desde su primer noche en la Tierra.

Tsunami en Japón - 2011


Así lo testimonian las fotografías que acompañamos.

Tornado en Mississipi, Estados Unidos, 2014

Mostramos algunas, podrían ser cientos, miles ...

Maremoto y terremoto en Chile, cualquier día de muchos años


En su ondear sobre las ruinas, flameando entre los despojos, muchas de ellas deshilachadas; sucias y maltrechas muestran en la brisa la perennidad de la esperanza.

Inundaciones en Entre Ríos, Argentina, 2014


Sea este blog un sentido homenaje a todas las víctimas; las que desaparecen a diario entre las fuerzas naturales y las que sobreviven para alentar con tesón por el día de mañana, llevando la memoria del dolor y de los recuerdos.

Estados Unidos, 2014



A todas ellas, nuestro abrazo fraterno. Nuestra oración a Dios que nos ha dado este mundo para que el Hombre complete su obra (aunque nos cueste entenderlo)

Maremoto en Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario