lunes, 13 de marzo de 2017

Banderas  transparentes, un curioso efecto no deseado

Por Miguel Carrillo Bascary


Los textiles de las banderas destinadas al ornato se caracterizan por sus fibras sintéticas y, lamentamos decirlo, por su corta vida útil ya que el smog de las ciudades penetra profundamente en su trama, oscureciéndolas en forma prácticamente irrecuperable.

Tomemos como ejemplo  a lo que ocurre en el “Monumento Nacional a la Bandera” de la ciudad de Rosario (Argentina) las enseñas que flanquean su recinto central tienen una duración promedio de poco más de dos meses. Una vez retiradas se ha buscado higienizarlas por medio de diversos procedimientos, solo para verificar que el costo que demanda para llegar a un resultado muy mediocre, no justifica el esfuerzo.

Por este motivo algunos fabricantes ofrecen textiles con trama más abierta, lo que en principio permitiría un lavado con relativa buena expectativa de reutilizar estas banderas y así prolongar el tiempo de uso.

Sin embargo las aparentes soluciones a veces traen otros problemas sobre los que deseamos advertir. Para ello nada mejor que demostrarlo.

 Tomamos como referencia una fotografía obtenida en el Quebec (Canadá), donde el paño utilizado para confeccionar las banderas que alli vemos generar un sorprendente, pero también desagradables efecto visual; de tal forma que por efecto de la luz se transparentan y sus diseños aparecen superpuestos.


 Es claro que la forma de colocar estas banderas tampoco ayuda. Si se observa bien se constatará que en una misma asta se han colocado dos pabellones; respectivamente, la que representa a Quebec y la que corresponde a Canadá. Sin dudas, que es todo un desacierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario