miércoles, 10 de febrero de 2016

Mas allá de los harapos …

¡ Siguen siendo nuestras !


Por Miguel Carrillo Bascary
Nunca se resaltará suficientemente la necesidad de atender debidamente para que las banderas guarden su integridad con la dignidad que merecen.
Nunca será más ignominiosa la desidia a los responsables que permiten que nuestra querida Bandera nacional ondee descolorida o rota.
Sirva la presente como humilde desagravio a nuestra Enseña Patria.
Aspiramos que estas imagen lleven a la reflexión y se evite repetir estas situaciones que a todos entristece.


           Ambas fotos fueron tomadas en plazas que dependen de dos diversos municipios de nuestro país. Preferimos guardar sus nombres por entender que sus vecinos no se merecen ser asociados a la desidia de sus autoridades.
Nos gustaría pensar que la primera fotografía se tomó con posterioridad a una fuerte tormenta; lo verificamos pero no ocurrió así.
En la segunda instantánea la dejadez es todavía más clara; torpe; increíble; inicua; más aún plenamente dolosa, como lo evidencia el nudo con que alguien intentó disimular la afrenta a nuestro Pabellón.
¡Salve Bandera de la Patria!

No hay comentarios:

Publicar un comentario