sábado, 19 de septiembre de 2015

MARIANO GRANDOLI

El auténtico héroe rosarino (El Abanderado)

22 de Septiembre (1866 – 2015)

 Mariano Grandoli (1849 - 1866)

Por Miguel Carrillo Bascary   

Nació en Rosario, el 26 de abril de 1849 y  fue bautizado como Cleto Mariano Grandoli. Descendía de una familia (1) que se afincó en Rosario a fines del siglo XVIII y que a mediados del XIX era considerada Como una de las principales en la ciudad (2).

Mariano contaba con 16 años recién cumplidos cuando se produjo la invasión paraguaya a Corrientes, en las primeras horas de la mañana del 13 de abril de 1865; mientras la población se preparaba para participar de las ceremonias del “Jueves Santo”, que entonces se caracterizaba por un profundo recogimiento religioso. Esto hizo que cientos de rosarinos se enrolaran voluntariamente para combatir en lo que luego se conoció como la Guerra del Paraguay o de la Triple Alianza. Entre ellos se contaba Mariano Grandoli, quién no tenía la edad reglamentaria (17) para alistarse. La decisión de hacerlo debió ser muy grande ya que se hizo con él una excepción, ante su insistencia y la de varios ciudadanos distinguidos a los que solicitó su patrocinio. En definitiva se lo incorporó como subteniente al Batallón “1º de Santa Fe”  de la Guardia Nacional, un cuerpo de civiles movilizados de 500 efectivos (250 eran del departamento Rosario; 150 de Santa Fe; 50 de San Jerónimo y  50 de San José).

Por su escasa edad le correspondió ser abanderado y portó la enseña que había sido preparada para esa unidad castrense por varias damas de la ciudad, entre las que se hallaba su madre, Magdalena Correa. Le fue entregada en la revista del 19 de junio de 1865, que tuvo lugar en la hoy plaza “25 de Mayo”, frente a la iglesia matriz. Cuenta la tradición, que cuando Grandoli se despidió de su madre esta le dijo: “Espero que se comporte como un hombre”; a lo que respondió: “Como un hombre de honor, porque si yo no vuelvo, volverá mi nombre lleno de gloria”.

Grandoli y varios de sus camaradas

Mariano Grandoli combatió: en la batalla Yatay (17.8.1865, en cercanías de Paso de los Libres, Corrientes) y en la toma de la ciudad de Uruguayana, Brasil (18.9.1865); por el valor demostrado fue ascendido a “teniente primero de bandera”, según la denominación de entonces. Participó luego en la batalla de Estero Bellaco (2.5.1866; departamento de Neembuco, Paraguay) y en la primera de Tuyutí (24.5.1866, en cercanías de Paso de la Patria, Paraguay), donde tuvo un desempeño muy destacado. Más tarde participó en Yataí Corá (10 y 11.7.1866, Paraguay) y en las diversas acciones de armas de Boquerón del Sauce (16 al 18.7.1866; Paraguay). En vísperas del ataque a la formidable fortaleza paraguaya de Curupaytí escribió a su familia en los siguientes términos:

"El argentino de honor debe dejar de existir antes de ver humillada la bandera de la Patria. Yo no dudo que la vida militar es penosa, pero, ¿qué importa si uno padece defendiendo los derechos y la honra de su país? Mañana seremos diezmados, pero yo he de saber morir defendiendo la bandera que me dieron".
Estas palabras dejaban traslucir la certeza de su muerte y la decisión de rendirla con honor. Aquél 22 de septiembre de 1866 en Curupaytí, Mariano encabezó el ataque como correspondía a todo abanderado y consiguió llegar a las defensas desde donde por media hora alentó a sus compañeros haciendo flamear su enseña en crítica situación.

                           Grandoli durante el asalto a la fortaleza de Curupaytí en la visión el artista Alberto Nassivera

Allí perdió la vida, sus restos no pudieron ser rescatados, pero la bandera que portaba, manchada con su sangre y perforada por catorce balazos fue salvada por otro militar, Nicanor Frutos, y culminó la campaña al frente del Batallón. Luego de diversas vicisitudes hoy es la pieza más valiosa que se guarda en el Museo Histórico Provincial “Dr. Jorge Marc” (Parque de la Independencia, Rosario)

El Dr. Víctor Nardiello, biógrafo de Mariano Grandoli, ante la histórica bandera que portaba, tal como se exhibe en el Museo Histórico Provincial de Rosario "Dr. Julio Marc"

 Atento a lo expuesto, el 22 de septiembre en considerado como el “Día del Abanderado” en recuerdo de aquél joven rosarino que supo honrar su rol de portador en combate de la Bandera nacional.

En la confluencia entre la avenida Belgrano y la calle Rioja, en las proximidades del Monumento Nacional a la Bandera,  se encuentra la plazoleta “Grandoli”, donde se yergue una estatua que lo recuerda. Es obra del prestigioso artista rosarino Eduardo Barnes. Una importante avenida de la ciudad de Rosario; un barrio y una escuela también lo recuerdan.

                     
El Abanderado Grandoli (Parque Nacional a la Bandera)

La ordenanza municipal de Rosario Nº 7114, declaró al 22 de septiembre comodía de Homenaje y Recordación Anual del Abanderado Mariano Grandoli” y dispuso que la Intendencia local deba “organizar los actos oficiales a celebrarse en homenaje y recordación de la fecha y difundir la programación y el significado de la misma a través de los medios de comunicación”. La norma fue impulsada por el investigador Víctor Nardiello, past-presidente de la Junta de Historia de Rosario (a quién también agradecemos algunos datos consignados en este post)

En definitiva, Mariano Grandoli es el más auténtico héroe de la ciudad de Rosario. Dio si vida en heroicas circunstancias luchando por su país, Bandera en mano. Su decisión y juventud nos interpela desde su presente.


(1) El primer Grandoli que se radicó en Rosario fue Pedro Paulo, a quién se lo conocía como “el maltés”, pero no han podido verificar ese origen investigaciones recientes practicadas en la isla de Malta, de donde podría haber tenido origen en España; Italia, Francia o incluso Inglaterra. En diversa documentación su apellido aparece como “Gandulli”, “Gandoli” y “Ganduly”; consta castellanizado en su forma actual en el acta nupcial de tu hijo Alejo.


(2) Su abuelo Alejo fue alcalde del Pago de los Arroyos, cuya cabecera era el poblado de la Capilla del Rosario (hoy ciudad de Rosario) y en esta función colaboró con Belgrano en la construcción de las baterías “Libertad” e “Independencia”, por lo que cabe suponer que fue uno de los presentes en el primer izamiento de nuestra Bandera nacional. Por linea materna Mariano descendía de los Gomez Recio, a quienes se sindica como de los primeros pobladores de la hoy ciudad. De entre los hermanos de Mariano, Octavio Grandoli, fue el primer intendente electo de la ciudad (1884/5); secretario del juzgado de primera inastancia; editor y empresario. Miguel Rosario fue diputado nacional y vicegobernador de la provincia (1902-1906); fundó numerosas colonias; vicepresidente del Concejo Municipal. Floduardo. El 11 de diciembre de 1893 fue interventor de la municipalidad de Rosario hasta marzo de 1894, cuando el gobernador lo nombra intendente titular con acuerdo legislativo (julio 23, 1894). En febrero de 1895 designado Jefe Político (delegado gubernamental en el departamento Rosario). El menor, Eliécer Gonoco”, participó en la Campaña del Desierto y rechazó las tierras públicas que le correspondía como gratificación por su desempeño. La casa natal de  Mariano estaba aproximadamente en el solar donde hoy funciona el Colegio “Cristo Rey”, en calle Laprida al 1300 (entre las de 9 de Julio y 3 de Febrero).

No hay comentarios:

Publicar un comentario