viernes, 1 de septiembre de 2017

Una reliquia olvidada 
La  bandera  del  coronel  Manuel  Pizarro 
Por  Miguel Carrillo  Bascary


Santo Domingo en la actualidad (Ciudad de Córdoba)


Emblema de la Orden de Predicadores

En la ciudad de Córdoba1 (Argentina), exhibida en el camarín de la Nuestra Señora del Rosario del Milagro1, ubicado en los altos de la iglesia de la Orden de Predicadores de Santo Domingo, se encuentra la “bandera del coronel Pizarro”, como se la conoce.

Santo Domingo en una vieja postal de 1920

Quizás por hallarse en una localidad del interior y mostrarse en un ámbito que muchas veces permanece cerrado a los feligreses es muy poco conocida. Más aún, hasta nuestros días no ha merecido una monografía que la estudie en profundidad, aunque varios especialistas la mencionan.

La "bandera de Pizarro" (Camarín de N. S. del Rosario, Córdoba)

Su materialidad es de seda, con fondo celeste descolorido por el tiempo, tiene forma rectangular y mide aproximadamente unos 75 centímetros por lado. En su centro se destaca bordado en realce el escudo de la Asamblea del Año XIII, circundado por una orla de color blanco que dice: “Livertad - Unión e Yndependencia” (sic)

En una cinta celeste que prácticamente abarca el contorno de tres de sus lados y que le sirve de recuadro, se lee la siguiente inscripción en letras blancas: “Regimiento de Caballería Nacional de Mendoza. Atravesó los Andes y libertó tres Repúblicas”.


Origen

Coronel Manuel Pizarro Villafañe

Esta unidad estuvo a cargo del coronel Manuel Antonio Pizarro Villafañe Figueroa (1774 – 1848), cordobés. Se incorporó al ejército de San Martín con el rango de subteniente del arma de Artillería. Atravesó los Andes, combatió en Cancha Rayada y Chacabuco.
  
 Artillería del Ejército de los Andes

En Maipú tuvo un desempeño destacado por lo que accedió a los cordones y medalla correspondientes a la acción y fue ascendido a teniente primero, grado con el que inició la campaña al Perú. Durante la toma realista del fuerte de El Callao (1824) fue aprisionado y conducido a la isla de Chucuito en el lago Titicaca. Una vez liberado recibió los despachos de coronel. Después de vencido el poder español en la batalla de Ayacucho regresó a Córdoba y formó su familia casándose con María de la Encarnación Gois Liria Maidana.

Se enroló en el partido unitario y se vio envuelto en la guerra civil apoyando a José María Paz. En 1827 conspiró contra el gobernador de Córdoba, Bustos; fue puesto en prisión y más tarde liberado a cambio de pagar una gruesa multa. Acto seguido buscó refugio en Tucumán donde lo protegió Heredia. Ya anciano se vio involucrado en la conspiración contra el gobernador López que tuvo como cabecilla a su hijo, por lo que fue detenido en su domicilio dado su comprometida condición física y avanzada edad.

Según las costumbres de la época puede inferirse que cuando se disolvió aquél regimiento su bandera quedó en poder de su último jefe, que la guardó como una reliquia de sus campañas. Sin embargo, el estado de nuestras investigaciones no ha podido certificar que Pizarro haya sido efectivamente jefe del regimiento de caballería relacionado.


La donación

A la muerte del referenciado, la pieza fue heradada por su hijo, Manuel Esteban Pizarro Gois Liria (1805 – 1888), quién a mediados del siglo XIX resolvió ofrendarla a Nuestra Señora del Rosario, en cuya capilla permanece. Manuel Pizarro fue un militar destacado, que llegó al grado de coronel; participó en las acciones de Bacacay; Ombú; Ituzaingó; Yerbal; Potrero del Padre Filiberto y Las Cañas durante “Guerra con del Brasil”, por su desempeño fue ascendido como jefe del regimiento “Dragones de Córdoba”.

Participó del derrocamiento del gobernador Manuel López (1840) junto al bando unitario de la Liga del Norte dirigida por Lamadrid, que colocó como tal por breve tiempo a José Francisco Alvarez; la casa de Pizarro fue el epicentro de la conspiración. Más tarde revistó bajo el mando de Urquiza en las batallas de Cepeda y de Pavón, en esta última perdió la vida su hijo Modestino.

Coronel Manuel Esteban Pizarro

Fue diputado nacional por su provincia durante varios períodos. Como tal integró el “Congreso de Belgrano” que aprobó la capitalización de la ciudad de Bs. Aires. Su último mandato venció en 1882.

Acceso al Camarín 

 Altar del Camarín

Nuestra Señora del Rosario

La pieza se expone en una vitrina de madera labrada en estilo barroco español que la contiene y realza con sus finos detalles de ebanistería. Existe la hipótesis de que solo se conserva el centro de la bandera y que sus extremos fueron recortados por estar deshilachados, al igual que según parece ocurrió con la enseña del Ejército de los Andes y la que se llama “Nacional de la Libertad Civil”, guardada en Jujuy. Pienso que, en caso de verificarse este parecer, el recorte no fue tan significativo como en las mencionadas ya que por tratarse del estandarte de una unidad de caballería debió tener forma cuadrada y ser de menores dimensiones que los habituales en lábaros de infantería. Una forma que facilitaba su transporte a caballo, particularmente durante las batallas.

Sin embargo, pese a la evidencia cierta de que la carga consta sobre un paño enteramente celeste, cumplo en difundir una imagen donde se aventura la forma que pudo tener si se la asocia a la bandera del Ejército del que la unidad de Pizarro formaba parte.

 Opinable reconstrucción hipotética del aspecto que pudo tener la bandera de Pizarro

Las referencias que aporto sobre la enseña están tomadas de las noticias recopiladas por Ismael Busich Escobar en 1941 vertidas en su alocución de incorporación a la Academia Nacional de la Historia, “Banderas argentinas de la Independencia”.


La bandera del “otro” Pizarro

La enseña que venimos tratando no puede confundirse con la que donó otro coronel Pizarro de nombres Francisco Javier quien en su carácter de coronel de Artillería encabezó una suscripción que permitió confeccionarla. Fue donada al Cabildo de Bs. Aires que la aceptó según consta en el acta capitular del 21 de abril de 1815. Trataremos sobre ella en otra ocasión pero adelantamos que no se ha conservado.




Nota: (1) Emplazada sobre la avenida Vélez Sarsfield Nº30, entre las calles Deán Funes y 27 de Abril. La imagen Nuestra Señora del Rosario es conocida como la “Virgen del Milagro” y se trata de una réplica de la que se halla en el santuario de Atocha (Madrid, España). Solo mide un metro y medio de altura. Por la coloración de su "piel" se la llama cariñosamente “La Negrita” . Fue donada por el obispo Francisco de Vitoria O. P. y despachada hacia América por un barco que naufragó frente al puerto de El Callao (Perú) en 1592; se la rescató rescatada de las aguas y despachó a su destino. Santiago de Liniers que comandó la Reconquista y la Defensa de las Invasiones Inglesas al Río de la Plata (1806 y 1807)  hizo voto a la Virgen cordobesa y en prueba de gratitud por el triunfo alcanzado le ofrendó dos de las banderas británicas obtenidas como trofeos, las que hoy se preservan en el mismo camarín donde está la donada por Pizarro. La imagen luce el bastón de mando de Liniers. Más tarde, en 1937, se la reconoció como "patrona de la ciudad de Córdoba".


Para ampliar: puede verse nuestro post “Banderas divisionales del Ejército de los Andes” http://banderasargentinas.blogspot.com.ar/2017/01/las-banderasdivisionales-del-ejercito.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario