domingo, 6 de noviembre de 2016

Beso de banderas (Flags kiss)

Por Miguel Carrillo Bascary




En la soledad de su flameo estas dos banderas parecen querer acompañarse, enlazándose en un romántico beso.

La posición que presentan implica un problema no demasiado extraño que tiene origen en una errónea evaluación al momento de instalar mástiles ubicados en línea.
No es poco frecuente que por efecto del viento las banderas enganchen sus paños en los topes de algún mástil vecino.

Además del mal aspecto que presentan, la situación ilustrada constituye un verdadero problema para los encargados de ceremonial, ya que el paño enganchado inevitablemente se desgarrará debido por efecto del viento y demandará descartar la bandera, con el costo que ello implica.

A veces se dificulta la operatoria, hasta el punto que se debe esperar a que el paño se desgarre para poder arriar la bandera.

Existe una solución de circunstancia, cuando el enganche es leve; maniobrando cierta habilitad con una pértiga de suficiente altura a veces puede desprenderse el paño.


Para evitar este problema desde su origen será necesario que cuando se proyecta colocar varios mástiles muy próximos entre sí se debe tener la precaución de ubicarlos a una distancia equivalente al largo de las banderas que se usarán, con más un 20%. Esta será la única solución de fondo para prever el problema.



No hay comentarios:

Publicar un comentario