domingo, 17 de mayo de 2015

El cuarto símbolo argentino

Una gran noticia

La "Bandera Nacional de la Libertad Civil"; nuevo símbolo de argentinidad


La enseña que Belgrano entregó a los jujeños - Aspecto que hoy presenta

El 29 de abril del corriente año (2015) el Congreso Nacional convirtió en ley el proyecto que reconoce a la Bandera Nacional de la Libertad Civil como “símbolo histórico nacional”.
Fue entregada por el general Belgrano al pueblo de Jujuy como reconocimiento por el heroico sacrificio del Éxodo de 1812 y su desempeño en el curso del combate de Las Piedras y las batallas de Tucumán y Salta. Cuando se celebró el 25 de Mayo en Jujuy, en el año 1813, Belgrano hizo pintar en una tela blanca un escudo basado en el que había oficializado poco antes la Asamblea del Año XIII y se la entregó al Cabildo de Jujuy explicando sus razones; por eso se dice que es una bandera probadamente belgraniana. En el acta oficial de recepción se dejó constancia de la denominación que recibió. Desde entonces fue guardada por los jujeños con enorme cariño y cuidado. Hoy puede verse en el “Salón de la Bandera” de su Casa de Gobierno. Es una de las reliquias históricas más importantes de nuestro rico legado nacional.

Simboliza los esfuerzos y sacrificios del pueblo llano en las luchas por la Emancipación y, en particular, los méritos del pueblo jujeño en tan graves momentos. El concepto de “libertad civil” alude a lo que nosotros conocemos como “estado de derecho”, esto es; que las autoridades deben someterse a la vigencia del principio de legalidad y respetar cabalmente los derechos humanos de todos los ciudadanos. Este nuevo símbolo tiene una importancia superlativa y una notoria actualidad. Al mismo tiempo es una reivindicación enorme del protagonismo de los pueblos del Norte en la lucha por la Independencia; incluso del aporte de los originarios, que está representado en la particular forma del gorro (mascaypacha) que lleva el escudo. De esta forma representa el ideario americanista que alentaba Belgrano y muchos de sus contemporáneos, tal como se puso en evidencia en 1812 cuando el Prócer tomó juramento a sus tropas al izar por primera vez la Bandera en Rosario y en 1816, cuando se declaró la independencia de las “Provincias Unidas en Sudamérica”.

Esta bandera no sustituye obviamente a nuestra querida Celeste y Blanca, como enseña histórica podrá usársela en conjunto con la Nacional y precediendo a todas las provinciales. Algo similar a la forma en que Uruguay utiliza la bandera de Artigas, como segundo símbolo de este país.

Su dibujo normalizado que puede verse sobre un lateral de esta página fue confeccionado por el diseñador y vexilólogo Francisco Gregoric y constituye una excelentísima copia digitalizada del diseño de esta Bandera. Su aporte fue fundamental para el desarrollo de esta iniciativa.

Sobre la ley sancionada. En 1995 el Dr. Miguel Carrillo Bascary (*) obtuvo que el Gobierno de Jujuy la reconociera como símbolo oficial de esa provincia. En el año 2012 presentó ante el Congreso Nacional la iniciativa de dictar la ley que acaba de ser sancionada. Complementariamente el Instituto Belgraniano de Jujuy publicó el libro de su autoría, “La Bandera Nacional de la Libertad Civil; su historia y su pueblo”, gracias al generoso patrocinio de uno de sus miembros, Miguel Tito; allí se fundamentó extensa y documentadamente las razones que avalaban este reconocimiento. Con el apoyo de los legisladores de Jujuy pertenecientes a diversos partidos políticos, el proyecto finalmente quedó convertido en ley en el día expresado.

Esta noticia es motivo de inmensa alegría para Jujuy y todas las provincias norteñas. También es una forma de tener presentes a todos aquellos que dieron su vida en aquellas dramáticas circunstancias y a los jujeños que supieron preservar esta patriótica reliquia por más de 200 años.


(*) El Dr. Miguel Carrillo Bascary es vicepresidente primero del Instituto Belgraniano de Rosario y miembro de número del Instituto Nacional Belgraniano. Desde el corriente año también preside la Junta de Historia de Rosario.




No hay comentarios:

Publicar un comentario