lunes, 27 de junio de 2016

Banderas inmundas; más que un detalle; una muestra de desconsideración al ciudadano

Por Miguel Carrillo Bascary


No nos cansaremos nunca de poner en evidencia aquellas situaciones donde las banderas se presenten en tan malas condiciones que afecten la dignidad de la sociedad a la que representan  y que evidencian la desidia y el desinterés de los funcionarios responsables.

Como objeto material, las banderas no “sufren”, pero como símbolo de un país, de una provincia, de una municipalidad o de una institución encarnan a esos cuerpos sociales y toda desatención es una afrenta a los mismos.

Veamos un ejemplo: si invitamos a un amigo a cenar, solo le demostraremos desprecio si la servilleta que le proporcionamos no guarda la higiene que es de esperar. En lo personal no me molestaría que contenga algún desgarro o que esté descolorida por el uso; pero lo consideraría una ofensa deliberada si presentara residuos de comida adheridos; alguna marca de lápiz labial; si fuera arratonado por la suciedad o resulta pringosa al tacto. Sin dudas que a vos te pasaría lo mismo.

Con las banderas ocurre algo similar.

Hoy presentamos la fotografía obtenida frente a una oficina del gobierno de la ciudad de Bs. Aires, Como se verá, el blanco prístino del paño hace mucho tiempo que dio lugar al gris/smog que hoy exhibe. Para contraste aporto otra foto, también de la ciudad de Bs. Aires, donde su enseña luce en plenitud. La comparación obvia mayores reflexiones.

Más aún la Enseña nacional hace tiempo que perdió su blanco para “lucir” un gris, que paradójicamente resalta el amarillo del Sol estampado.
  

Estado de las banderas de la Subsecretaría de Gestión de Recursos Humanos

(obtenida en mayo de 2015)


Excelente estado de la bandera exhibida en la plaza de la Reoública



Algo más grave

Sin embargo hay otra circunstancia mucho más grave, si pensamos que decenas de funcionarios, quizás algunos de alta jerarquía,  ingresan diariamente a sus trabajos, pasando bajo los pliegues inmundos de la bandera que debería representar al Gobierno y a la sociedad que sustenta sus emolumentos.


La imagen lo dice todo. Si no hay un mínimo de atención para con una bandera oficial, instalada en el acceso de la oficina, no quiero ni pensar con qué falta de atención deben desempeñar sus cargos. Ojalá me equivoque.
La nueva bandera de Fidji:  próxima realidad o intento fallido


Por Miguel Carrillo Bascary


Motiva el presente post el proceso vinculado al posible reemplazo de la bandera fidjiana que nos aporta interesantes conclusiones sobre proyectos similares; qué hacer y qué no hacer. Por otra parte, no nos ha pasado desapercibida la gran variedad de diseños propuestos que reagrupamos para conocimiento y solaz de los seguidores de este blog. A nuestros amigos del Pacífico, fijianos y nuestros mejores recuerdos.

Advertencia terminológica el nombre del país puede escribirse como Fidji; Fiji o Fiyi, todos son válidos


Los orígenes

De hecho la primera enseña conjunta del archipiélago fue la del Confederación de reinos independientes de Viti que se usó entre 1871 y 1874:


Una variación  nos la ofrece J. Olle/ FOTW

Aunque antiguos viajeros habían informado sobre una bandera azul estrellada entre 1865 y 1867; similar a la que hoy distingue a Somalía.


Cuando el Imperio Británico impuso su régimen colonial se emplearon las características “blue insignes” con diversos  distintivos o escudetes particulares (badge)

Bandera usada entre 1924 y 1970 (Imagen Clay Moss/FOTW)

Fiji adoptó su actual bandera para saludar al sol del Pacífico en ocasión del primer día de su vida como nación independiente; el 10 de octubre de 1970, en el Albert Pak de su capital, Suva.

Foto web del Archivo Nacional de Fidji

      Según la información de la que disponemos su diseño fue elaborado por el diseñador profesional Robi Wilcock (a quien no se lo debe confundir con Robin W. que personificó al “Terrible Hulk”) y Tessa Murray Mackenzie (joven maestra voluntaria de 36 años en una escuela social) quienes presentaron idénticas propuestas, donde destaca la Union Jack, el escudo de las islas (concedido por la monarquía el 4 de julio de 1908) y un paño celeste que representa al Océano. 
  



         La bandera de guerra naval es similar, pero rescata el paño blanco de la “wtihe ensign” de la Real Armada Británica.

Zeljko Heimer/ FOTW

  
La bandera civil también sigue la pauta de su origen colonial, mientras que la del Servicio Civil Aéreo nos recuerda a la de la Reino Unido:

Zeljko Heimer/ FOTW

            Wikipedia




Su escudo y otras referencias


En el escudo se observan elementos que aluden al poder británico (el campo cuartelado que remite a la bandera inglesa y el león heráldico, puesto en jefe) pero también a la forma de vida local, donde destaca la paloma, símbolo de la etnia predominante, la itaukei que ya se observaba en la enseña de 1871 y el drua (catamarán, símbolo de las tradiciones fijianas), así como producciones vegetales propias del archipiélago). Sus tenantes, lógicamente poseen el biotipo masculino y los atavíos propios de los guerreros fijianos. 
El blasón fue concedido por la Corona Británica en 1908 y figuró en las  monedas acuñadas con motivo de la independencia.

 Con una población apenas inferior al millón de habitantes esta república parlamentara al estilo británico define una composición étnica de origen polinesio; un gran aporte indostaní a consecuencia de migraciones impulsadas por los británicos con motivaciones laborales y una pequeña minoría de raíz europea.

Fiji es conocida por sus exuberantes playas y por sus equipos de rugby donde sobresale particularmente en la modalidad “seven a side” (7 jugadores en vez de los 15 habituales).


Seleccionado fijiano de rugby fijia y emblema de la Unión de Rugby de Fidji 


En busca de un cambio

Con los años comenzó a surgir una insatisfacción con la bandera oficializada en 1970. Un gobierno de facto tomó el poder 5 en diciembre de 2006 y lanzó la idea de una renovación, en el entendimiento que la presencia en el cantón de la Unión Jack británica expresaba un condicionamiento de los fijianos su antigua metrópoli colonial. Algo similar ha ocurrido en Nueva Zelandia; Australia y otros antiguos dominios británicos.

En el 2015 se planeó realizar un amplio concurso nacional para diseñar la bandera, se esperaba celebrar con ella el 45 aniversario de la independencia. Se dijo que "La nueva bandera reflejar la posición de Fiji en el mundo de hoy como un estado moderno y verdaderamente independiente".
Los interesados pudieron participar mediante un sitio web construido al efecto. Según fuentes mediáticas hubo más de 2.000 iniciativas innovadoras; los refractarios a la misma no se dejaron estar y a su vez presentaron 7.000 imágenes idénticas a las de la bandera oficializada.

El Gobierno formó un comité especial integrado por artistas, deportistas, académicos; diseñadores; comunicadotes y otros miembros del quehacer institucional al que se sumó como asesor el vexilólogo norteamericano Ted Kayne.

El Comité tuvo a su cargo seleccionar las iniciativas. Primero se redujeron a 167; luego a 47 y finalmente a 20. De este proceso resultó una marcada preferencia por conservar el celeste del paño, lo que resumió Kayne con las siguientes palabras: "El comité ha llegado a la conclusión de que el símbolo más importante de la bandera de Fiji es el azul de Fiji y que va a seguir para la nueva bandera

Luego el Gobierno extendió el plazo hasta el 31 de diciembre de 2015, lo que a la distancia parace admitir la posibilidad de nuevas propuestas o el rediseño de algunas de las elegidas. Encuestas extraoficiales indicaban que el ánimo de los fijianos había cambiado ya que un 53% aspiraba a mantener la bandera actual.

El 24 de diciembre de 2015, el gobierno de Fiji postergó la decisión hasta febrero de 2016, al par que se anunciaba que la oficina del Primer ministro abriría un referéndum en marzo, donde por tres meses podrían expresarse los fijianos. La idea era contar con la nueva bandera el 1 de julio de 2016. A la fecha no disponemos de información actualizada.


Diseños en consideración

Los diseños seleccionados por el “Comité de la Bandera” son los siguientes, algunos deben mirarse dos veces para diferencias sus variantes. Las imágenes de las 23 preseleccionadas fueron diseñadas por  Antonio Martins y Tuválkin (FOTW). 

Reconocemos también la excelente presentación de las imágenes que siguen, que fueron tomadas de la web de la “Portland Flag Asociation” (Oregon, USA), una de las instituciones vexilológicas más antiguas (1999) y prestigiosas del mundo. https://portlandflag.org Con mayor precisión consignamos: https://portlandflag.org/2016/01/18/fiji-still-looking-for-new-flag-designs/
  
 

 







 



 

 


Más propuestas

            La web de la Portland Flag Asociation remite a https://www.reddit.com/r/vexillology/comments/16bzyb/january_2013_flag_design_contest_voting_thread/, donde podemos hallar otras propuestas de diferentes calidades vexilológicas.
  






















 





        Como vemos, hay para todos los gustos.


        Por su parte, Leonardo Piccione desde su siempre ineresante blog http://create-recreate.blogspot.com.ar/ nos ofrece otras sugerencias (http://create-recreate.blogspot.com.ar/2013/03/fiji-ii.html)



Conclusiones

Recordamos aquí la reciente decisión de Nueva Zelanda que tras un complejo proceso de análisis, de costoso presupuesto, finalmente ha decidido mantener su bandera tradicional.

Al escribir estas líneas en la vecina Australia se viene debatiendo una iniciativa similar que lleva ya varios años.

En otros países el cambio de su bandera ha generado desacuerdos e inquietudes sociales.

Todo está dentro de la maravillosa realidad del accionar de las instituciones democráticas y de la participación de los ciudadanos implicados.

Los antecedentes que presentamos sobre Fidji ejemplifican diversos hechos relacionados con la evolución de una bandera nacional donde observamos que para definir una bandera no debe improvisarse, sino que se requiere una planificación a conciencia; que la participación popular es siempre bienvenida, pero que deben fijarse pautas vexilológicas que favorezcan la presentación de buenos diseños; que en los hechos suelen surgir coincidencias pasmosas; que la decisión del cambio no debe ser un proyecto político de una mayoría parlamentaria y que demandará un profundo debate en toda la sociedad.

En concreto, en el análisis de los proyectos fjianos encontramos:
· Una generalizada opción por el celeste en el paño
· El uso de elementos heráldicos complementarios ya prefigurados en el ya centenario escudo
· La propuesta de numerosos y atractivos diseños étnicos

Es factible que en los próximos meses surjan (o no) novedades relativas  al cambio de la bandera de Fidji. Esperamos por ellas.


Mayores referencias sobre las primeras banderas fijianas en: http://fijisun.com.fj/2015/02/24/focus-fijis-flag-parade/